La playa de Samil, en Vigo, ha sufrido este fin de semana la presencia de una mancha de casi 300 metros de longitud que ha obligado a las autoridades del lugar a prohibir el acceso a los bañistas.

La Policía de la localidad ya ha recogido la muestra del vertido que procederán a analizar para determinar de qué se trata, aunque no se tienen datos de su procedencia. El pasado sábado a las 19 horas se comenzó a detectar una mancha en las aguas que bañan la playa de Samil, por lo que la Policía Local de Vigo, en coordinación con el equipo de socorristas del lugar afectado, prohibió el baño en la playa hasta saber de qué se trataba la mancha y cuál era su origen.

Más de un bañista tuvo que ser atendido en los diferentes puestos de la Cruz Roja para deshacerse del chapapote que se había impregnado en su cuerpo, así como muchos que habían acudido a la playa para disfrutar del caluroso día, tuvieron que ser desalojados del lugar.

La mancha se encuentra a la altura de la playa de A Fonte y fuentes de la Policía confirman que mide alrededor de 300 metros. Por el momento, se encuentra en proceso de análisis con el fin de determinar de dónde procede y qué es, por lo que, los bañistas no han podido acceder durante el fin de semana al litoral de la playa de Samil, como medida preventiva. El pasado domingo se alzó la bandera roja en las playas de Samil, la playa de Argazada y la playa de Tombo do Gato debido al chapapote encontrado.

Y, aunque los resultados de los análisis del vertido se tendrán dentro de unos días, el Concello ya ha decidido abrir de nuevo la playa para que los bañistas puedan hacer uso de ella.