La huelga es un derecho fundamental reconocido internacionalmente como un recurso para conseguir mejoras y exigir reivindicaciones laborales y una forma de protesta en la que el trabajador deja de realizar la actividad que le ha sido asignada, como medida de presión para lograr objetivos.

Un recurso legal que permite a los trabajadores defender sus intereses frente a la superioridad del empresario o ante la administración. Sin embargo es un recurso con sus límites, cuyo principal problema es el mantenimiento de los servicios esenciales para la comunidad en caso de huelga.

En Vigo los sindicatos representativos de la empresa Contact Center unísono, en el Comité de empresa, han convocado una huelga con una duración de 24 horas con la finalidad de poner de manifiesto, según ellos, el deterioro de las condiciones de trabajo, la feminización de la empresa y al exceso de contratación de personal  a través del sistema temporal o empresas de Trabajo Temporal (ETT).

Esta es una empresa importante orientada a la gestión Multicanal, que pone a disposición de sus clientes su experiencia en servicios multilingüe de atención al cliente y es líder en servicios de gestión que incluye consultoría, gestión de redes sociales y soluciones tecnológicas.

Con su sede principal en Madrid, Unísono gestiona 11 sedes multinacionales en España, Chile y Colombia, con una facturación anual de 120 millones de euros anuales y una contratación de personal de aproximadamente 7500 personas.

Su misión es intermediar entre sus clientes para ayudar a mejorar sus relaciones y llevar a la optimización sus procesos de negocios con éxito garantizado, externalizando sus procesos empresariales y ofreciendo un servicio integral de mercadotecnia.

De acuerdo al alegato del sindicato, la contratación de personal antes se efectuaba de forma complementaria, lo que ha cambiado al día de hoy, es que se hace al cien por cien transformándose en exclusiva.

Esta acción colectiva tendrá repercusiones importantes en Vigo, Madrid, Barcelona y Gijón, donde se han recibido llamadas de atención al cliente de importantes empresas españolas como: ING, Iberdrola, Cepsa, Santander, Vodafone, Orange, Mapfre y Nespresso.

La Unión General de Trabajadores de Madrid se queja de la falta de un plan de igualdad que equipare y equilibre la plantilla de trabajadores, que de acuerdo a su apreciación son más mujeres que hombres en un franco deterioro de las condiciones de trabajo.

Declaran su protesta a una política de incentivos no transparente, al incumplimiento de los horarios ya definidos mediante convenios colectivos, y que ellos estiman no están siendo cumplidos.

Alegan que ha desaparecido la formación presencial de todos los trabajadores, y argumentan que no hay disposición ni voluntad manifiesta de la empresa para sentarse a negociar y conciliar acuerdos de parte de la representación de la empresa en cuestión.