La Fiscalía Anticorrupción, ha abierto una investigación para examinar la autenticidad de las grabaciones entre el ex comisario José Manuel Villarejo y la ex amiga de Juan Carlos I, Corinna zu Sayn-Wittgesntein.

El juez de la Audiencia Nacional, Diego de Egea, decidió la semana pasada abrir una investigación aparte y sobre estas grabaciones, denominada pieza “Carol”, para aclarar si Villarejo utilizó información delicada y confidencial, obtenida de manera ilícita para entregársela a Corinna a cambio de dinero.

Se trata del mismo método que presuntamente habría utilizado el comisario en la operación Tándem, por la que está ahora en prisión preventiva.

Justo después, pidió todos los audios a los medios que han publicado una información que además de implicar el rey emérito, también compromete el CNI. El comisario está en prisión preventiva desde el  3 de noviembre por el caso de la operación Tándem.

En el caso de confirmarse la autenticidad, el juez de la Audiencia Nacional, Diego de Egea, iniciará la investigación de los hechos, para determinar si la empresaria alemana contrató al ex comisario José Manuel Villarejo en 2015, para que intercediera en ayudar al diputado y empresario británico Ben Goldsmith, con los problemas que tenía con el fisco. De la misma manera, sí el Rey emérito estuvo involucrado en actos delictivos, podría ser juzgado, ya que a diferencia de su hijo, ahora no tiene inmunidad.

los chanchullos de corinna y el rey

El mismo ex comisario, bautizó como “Informe Carol”, al trabajo encargado por la empresaria alemana. En sus reuniones con los clientes, realizaba grabaciones en audios de cada una de sus conversaciones para posteriormente guardarlas. Todos estos audios fueron incautados por agentes policiales.

De acuerdo con el análisis realizado a los audios, en estos se escucha una conversación supuestamente entre Corinna y dos interlocutores más; el ex comisario Villarejo y el ex presidente de Telefónica Juan Villalonga.

Estos audios apuntan, a que la ex amiga del rey emérito lo contrataría para frenar los problemas que tiene con la Hacienda española, mediante sobornos o chantajes.

Las grabaciones de la reunión fueron encontradas en la oficina del abogado Rafael Redondo, ex socio de Villarejo, también en prisión preventiva.

Las filtraciones de las grabaciones publicadas por “El Español” y “OK Diario, dejaban al descubierto sobre todo, las operaciones económicas irregulares del rey emérito Juan Carlos, las cuales coincidieron luego, para que la Audiencia objetara la libertad del ex comisario.

En las grabaciones, Corinna también explica que el rey emérito español cobró una comisión por el proyecto de construcción de AVE a La Meca, que había sido licitado en 2011 por 6.300 millones de euros a un convenio de empresas españolas, encabezadas por Obrascón Huarte Lain, SA (OHL) e Indra, gracias en parte a la intervención del rey.