Este año en España, se registró el segundo peor incendio forestal, el cual destruyó alrededor de 9.000 hectáreas cerca del Parque Nacional de Doñana y a la Junta de Andalucía, dicho incendio le costará bastante.

De acuerdo a los cálculos realizados por los técnicos que pertenecen a la Administración autonómica y quienes realizan un informe para el tribunal que se encarga de investigar lo que generó el incendio, únicamente en gastos de extinción, se obtuvo una factura de aproximadamente 2 millones de euros.

El fuego originado en el paraje de La Peñuela, en la localidad onubense de Moguer, a finales de junio, reunió a múltiples funcionarios tanto de la Unidad Militar de Emergencias como del Plan Infoca, además de alrededor de 12 helicópteros y aviones, los cuales se encargaron de luchar contra el fuego, hasta lograr controlarlo después de unas 63 horas.

El importe del operativo se encuentra siendo evaluado por los expertos de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio y dentro de los 2 millones, que de acuerdo con fuentes cercanas a la investigación tendrá la factura, no están incluidos los  gastos de rehabilitación ambiental para el lugar afectado, siendo todo él una zona de gran valor ecológico, ya que una gran parte del suelo que resultó quemado, forma parte de las tierras que conforman el parque natural de Doñana.

doñana es un paraiso

Incluyendo la rehabilitación del terreno (repoblaciones, etc.), la factura aumentará su total todavía más, a pesar de que es difícil realizar una valoración exacta, ya que los trabajos comenzaran dentro 12 meses. De cualquier modo, las fuentes consultadas señalan que la juez instructora al igual que la Fiscalía, buscan establecer una cantidad global que pueda ser reclamada a aquellos que sean declarados como culpables por los daños.

Actualmente hay tres imputados debido a un supuesto delito de incendio forestal a causa de una grave imprudencia, los mayores responsables de la carbonería que la compañía “Carbones Fergón” posee dentro de La Peñuela, fueron citados para ofrecer su declaración.

El Informe de la Guardia Civil

Los peritos de la Brigada de Investigación de Incendios Forestales y la Guardia Civil, señalaron a la carbonería como culpable e incluso han desechado la posibilidad de que el camping comenzará a arder debido a un fuego distinto.

El delito al cual se encuentra enfrentándose la compañía, consiste en incendio forestal debido a una imprudencia grave, delito por el que la Guardia Civil los imputó en el momento en que los agentes del Seprona los citaron para ofrecer su declaración, pero optaron por guardar silencio y no responder las preguntas realizadas tras alegar que o eran conscientes de tales hechos.