Desde el lunes se implementó la nueva tarjeta PassVigo que de ahora en adelante será el único medio de pago para los autobuses urbanos de Vigo, tras el vencimiento de la antigua tarjeta verde.

Aquellos que quieran transferir el saldo de la antigua tarjeta verde al nuevo PassVigo pueden hacerlo en los mismos cajeros automáticos Abanca o el reembolso en efectivo en las oficinas de la concesionaria VITRASA.

El Ayuntamiento de Vigo emitió un total de 123.480 PassVigo, de los cuales 78.268 ya están activas.

Cabe destacar que de ese total emitido, unos 83 mil son de tipo ciudadano y 25 mil fueron totalmente subsidiados para el uso exclusivo de los pensionistas, De igual forma, más de 14 mil para estudiantes y otros 900 de tipo social.

De este total, 78.268 ya están en uso

El alcalde ha valorado como un gran éxito el nuevo PassVigo, que ya está en manos de casi la mitad de los ciudadanos de Vigo, una tarjeta que ampliará gradualmente sus usos. Recordó que el PassVigo tiene un precio unitario de 1.35 euros para todos, pero es el Concello el que asume los descuentos.

Este cambio no les afecta a los vecinos de Vigo, ya que la implementación de la nueva tarjeta es exclusiva para la población registrada en la ciudad.

El Concello revisará cada año si los usuarios de la Pass Vigo siguen empadronados

Sin embargo y a los que no residen en la ciudad, la comunidad circundante  que utiliza a diario el transporte para llegar a sus centros de trabajo en la ciudad, si les afecta negativamente ya que deberán asumir 46 céntimos adicionales por cada viaje y no podrán aprovechar el descuento.

De 0.89 que pagaban usando la tarjeta verde, ahora tendrán que pagar 1,35 euros

A este respecto, el concejal del Bloque Nacionalista Galego (BNG) Xoán Carlos González, manifestó que “de acuerdo con la concesión de Vitrasa, en la medida en que se reduzca el número de usuarios, tendrán que ser los vigueses y viguesas que compensen la reducción de ingresos a la empresa”.

Recordó también Xoán Carlos González, que el barrio de Redondela, como el de otros municipios vecinos, paga a Vigo sus traslados con la tarjeta metropolitana, así mismo acusó al alcalde de Vigo de conspirar contra las cercanías de ambos municipios, por lo que la renovación de la concesión Vitrasa es más ventajosa.

Por otro lado, la asociación de vecinos de Chapela, encabezada por Marcial Pérez, llevó a cabo una protesta junto a medio centenar de vecinos, por la pérdida de los descuentos en los autobuses Vitrasa. Solicitan que mediante la tarjeta de transporte metropolitana, se les permita seguir disfrutando de un precio más bajo en los viajes, así mismo, que sea la Xunta y el Concello de Redondela, quienes asuman dicho descuento.