La clase política española se las prometía muy felices cuando en el último informe que emitió el CSIC, la corrupción baja algunos enteros entre los problemas que más preocupaban a los españoles. Sin embargo, a través de su página web hemos podido conocer hace escasas horas el informe que se ha hecho de la situación actual, la cual, por cierto, es bastante distinta a la que se había dejado hace unos meses.

Y es que, si bien es cierto que el parto sigue siendo no solo una lacra sino algo que preocupa, y mucho, a los españoles, lo cierto es que la corrupción ha escalado un total de 7 puntos dentro de la escala que tiene este organismo. Y es que, parece que el conjunto de los españoles no terminan de acostumbrarse a ver a su clase político de juzgado en juzgado acusados de haber robado dinero.

Los motivos son muy claros

La verdad es que sería imposible no saber cuáles son los motivos que nos han llevado a esta situación en estos momentos. Más que nada porque han sido muchas las personas las que no han quedado conformes con el trato que se le ha dado a la infanta Cristina y a Iñaki Urdangarín en el caso Nóos. Pero ahí no termina todo ya que cada día que pasa, a través de los medios de comunicación, nos enteramos de una nueva trama de corrupción que no solo salpica a una pequeña población sino que salpica a todo un partido político.

Una situación que para muchos es insostenible y que no están dispuestos a permitir en tanto en cuanto saben que en no pocas ocasiones están robando un dinero que ellos han tenido que pagar con sus impuestos. ¿Hasta dónde llegará la paciencia de los españoles? Esto es algo que tiene una respuesta complicada.