La sección Primera de la Sala Penal de la Audiencia Nacional, ha impuesto condenas de seis meses y hasta de 12 años de cárcel, a veinte acusados ​​involucrados en la estafa del Foro Filatélico, descubierta en 2006.

La pena máxima impuesta este viernes, ha sido para el ex presidente del Fórum Filatélico, Francisco Briones, a 12 años, cuatro meses y  dieciséis días de cárcel, al considerarlo culpable de los delitos de estafa agravada, insolvencia punible, falsedad contable y blanqueo de capitales.

Adicionalmente, se le impone una multa de 49,7 millones de euros y otra por responsabilidad civil, por tanto deberá indemnizar junto con otro de los condenados, el ex asesor jurídico Juan Ramón González, a 190.022 titulares de los más de 269 mil contratos filatélicos reconocidos por la Administración Concursal del juzgado Mercantil número 7 de Madrid, por una cantidad superior a los 3.700 millones de euros.

Por otra parte, la Sala también condena, al ex director de Fórum Filatélico, Antonio Merino, a 2 años y 3 meses, como cómplice de un delito continuado de estafa agravada, en concurso con insolvencia punible y por blanqueo, con una atenuante por confesión, mientras que al ex director jurídico Juan Ramón González, se le condena a una pena de 6 años y 3 meses por estafa agravada y blanqueo.

En ambos casos les fue impuesta una multa de 15,9 millones de euros

La Audiencia Nacional condena a 20 acusados por la estafa del Fórum Filatélico

La resolución también sentencia a los auditores José Carrera Sánchez y Rafael Ruiz Berrio, a dos años y un año de prisión preventiva respectivamente, como colaboradores necesarios en el delito de falsificación de cuentas societarias.

El desfalco se descubrió en el año 2006, cuando el juez de la Audiencia Nacional, ahora Ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ordenó la intervención judicial del Fórum Filatélico, tras detectar que se podía estar incurriendo entre 1998 y 2006, en un negocio de captación masiva de dinero procedente de pequeños ahorradores, a quienes se les ofrecía una gran rentabilidad, pero que en realidad les pagaban los beneficios con las aportaciones de otros nuevos clientes.

En 2008, la brecha se estimó en unos 2.800 millones de euros, mientras que el valor de los sellos ascendía a unos 250 millones de euros y las obligaciones con los inversores, a 3.285 millones de euros.

La sentencia absuelve a cuatro integrantes del Consejo de Administración del Fórum Filatélico, y a otros tres presuntos asesores, al no constar que intervinieran en la toma de decisiones, en el conocimiento de la estructura clandestina de la empresa, ni en el funcionamiento de los sellos.

La Audiencia Nacional consideró colaboradores en la estafa y en los delitos de blanqueo de capitales al resto de acusados, resultando condenados a una pena de prisión de entre seis meses y cuatro años, así como a multas que llegan hasta los 63, 5 millones de euros.