La verdad es que este fin de semana pasado, el mundo del cine en España quedó sobrecogido de nuevo. Si hace unas semanas era Antonio Banderas el que sufría un ataque al corazón, hace unos días era José Coronado el que sufría un infarto en su domicilio. De hecho, en cuanto se notó un fuerte dolor en el pecho no tuvo más remedio que avisar a los servicios de emergencia para que se trasladasen a su casa en Madrid y pudieran atenderle. Afortunadamente llegaron a tiempo y pudieron socorrer al actor, el cual, llegó al hospital en estado grave aunque fuera de peligro.

Se sometió a una operación pero ya se recupera

Sin embargo, a pesar de que parecía que todo estaba más o menos controlado y no se temía por su vida, se tuvo que llevar a cabo una intervención de modo que el infarto se quedase en nada. Una intervención que según los servicios médicos fue rutinaria ya que no presentó ninguna complicación que hiciera en algún momento temer por la vida del actor.

Ahora que ya se encuentra en fase de recuperación ha declarado que es consciente de que el ritmo de vida que estaba llevando no podía terminar bien. No porque no fuera un ritmo de vida saludable sino porque trabajaba tanto que su estado natural era el de estar cansado. Dicho esto, ahora solo toca recuperarse en base a las pautas que los doctores le han indicado.

Asimismo decir que Coronado, a través de mensajes personales y a través de mensajes en las redes sociales, ha recibido no solo el apoyo de los compañeros de profesión sino también el apoyo de los fans. Desde aquí solo podemos desearle una pronta recuperación para que vuelva pronto a hacer lo que mejor saber hacer que no es otra cosa que actuar.