La líder del partido pro unidad acusó al primer ministro español de “estar hipotecado” por separatistas y es que a Inés Arrimadas lo que más le duele es que retraten a todos los catalanes como independentistas.

El nuevo presidente de España se reunirá con el presidente de Cataluña durante el día de hoy, en medio de advertencias de que Madrid debe defender la unidad nacional y evitar hacer concesiones a los separatistas que han desencadenado la más grave crisis política desde la vuelta del país a la democracia, hace 40 años.

Pedro Sánchez, que asumió el poder a principios de junio tras expulsar a Mariano Rajoy mediante el voto de censura, ha mostrado un enfoque más conciliatorio de la controversia catalana que su predecesor conservador y ha tratado de reducir las tensiones.

A principios de este mes, seis de los nueve líderes catalanes que enfrentaban cargos de sedición, rebelión y malversación de fondos públicos fueron trasladados de las cárceles cercanas a Madrid a las cárceles de Cataluña en lo que fue ampliamente visto como un gesto de buena fe.

Sin embargo, el presidente catalán, Quim Torra, ha dejado en claro que buscará un referéndum sobre la autodeterminación. La llamada será desestimada por el gobierno socialista de España, que es inflexible en que el derecho a la autodeterminación no existe en la constitución del país.

Arrimadas dijo que Sánchez necesitaba entender que el país requería una reforma

Sánchez, en cambio, sugirió que partes de la constitución podrían ser revisadas una vez que las temperaturas se hayan enfriado y se reexaminen los poderes de los gobiernos centrales y regionales de España.

Inés Arrimadas, líder de la rama catalana del partido de centroderecha Ciudadanos, que obtuvo la mayor parte de la votación en las elecciones regionales de diciembre pasado, ha acusado al gobierno de Torra de descuidar y alienar a la mayoría de los catalanes que no apoyan la independencia.

“Lo que más me duele es que retraten a todos los catalanes como independentistas”

“Eso no es cierto. En este momento en Cataluña hay una minoría importante que quiere la independencia y la mayoría de los catalanes que no. Pero todos somos catalanes y todos merecemos respeto y un gobierno que nos respeta y defiende a todos. Pero no lo ven porque su forma de pensar es exclusiva”.

Arrimadas acusó a Sánchez de “estar hipotecado” por los partidos separatistas después de contar con su apoyo para derrocar a Rajoy, cuyo Partido Popular se vio envuelto en una serie de escándalos de corrupción.

“El PSOE entró al gobierno sin un plan para este o una mayoría parlamentaria y están improvisando”, dijo. “Las únicas decisiones que han tomado hasta ahora son las que benefician a los nacionalistas“.

Esta dijo que la ley electoral existente debía cambiarse, ya que significaba que los partidos separatistas catalanes estaban sobrerrepresentados en el parlamento.

“En Cataluña, los partidos proindependentistas tienen el 47% de los votos, ni siquiera una mayoría simple, sino una mayoría absoluta en los asientos debido a la ley que los favorece”, dijo. “Eso es injusto y es una locura”. ¿En qué país tendrías una ley que da más poder a aquellos que quieren dividir el país?