Justo a las 8 de la mañana del día de hoy, en una escuela infantil de Bouzas, en Vigo, se registraba un pequeño incendio. Como no podía ser de otro modo, los responsables del centro llamaron al servicio de emergencia 112 para solicitar ayuda. Una ayuda que llegó con mucha brevedad según las propias declaraciones de los responsables de dicho centro.

Una llamada de preocupación por los pequeños

Hay que decir que en el interior de la escuela infantil, a esa hora de la mañana, había un total de 7 niños pequeños además de los responsables. Sin embargo, los servicios de emergencia se alarmaron por la presencia de esos pequeños.

Sin embargo, cuando llegaron al lugar al que había sido reclamados pudieron sofocar el incendio sin ninguna clase de problema. De hecho, no solo se pudo sofocar por completo en poco tiempo sino que se certificó que nadie había sufrido ningún tipo de problema. Ni los responsables de la escuela infantil ni por supuestos los pequeños y pequeñas que allí se encontraban. Eso sí, lo que nadie pudo evitar fue no solamente el susto de los educadores sino el susto de los padres y madres de los pequeños. Por fortuna todo quedó tan solo en eso. En un susto.

Una vez se certificó lo importante que no era otra cosa que la salud de los allí presentes se pudo comprobar que el origen del incendio fue el mal estado de unos cables que había en la fachada del edificio. Esto no ha hecho otra cosa que hacer que el centro tome medidas ya que de darse de nuevo un caso así nadie puede asegurar que se produzca con tanta benevolencia. Veremos con qué celeridad llegan las reformas ya que tienen que ser acordes con la legalidad vigente tratándose como es el caso de una escuela infantil.