El proyecto del paseo del camino verde de Vigo, en las viejas vías férreas que están inactivas hace siete años en el Eje Atlántico desde Urzaiz hasta Chapela, pronto va a ser una realidad.

Se tiene previsto vender la obra para este mismo año, con un presupuesto de 1.439.900 euros, cuya ejecución se tiene estimada culminar aproximadamente en julio de 2019.

En los próximos días será aprobada por la Junta de Gobierno Local, el proyecto de la obra para recuperar los 56.278 m2 de las vías abandonadas, así como cimentar un nuevo y amplio paseo más urbano de casi 4 Km de recorrido, con un ancho de 5 metros de suelos de hormigón colorido y arena natural de granito.

De esa manera se busca fomentar una diversión y un entretenimiento sano tanto para peatones como ciclistas, además de la incorporación de otros servicios y pequeñas instalaciones para el deporte.  

El Consistorio y el Administrador de Infraestructuras ferroviarias (Adif), suscribieron en abril el convenio por la cesión de los terrenos por un canon simbólico de tres mil euros anuales. En el proyecto se quiere seguir el estilo del parque lineal,  High Line en Manhattan, de  la desaparecida empresa de ferrocarriles en Nueva York.

A pesar del abandono y el crecimiento de maleza en los alrededores, mucho vigueses se han adelantado y atrevido a utilizar estos parajes para caminar y disfrutar de la naturaleza.

El futuro paseo verde de Vigo se estrenará en el verano 2019, con una inversión de más de 1 millón de euros

En este sentido, se incluye el acondicionamiento  del área verde y del terreno, se instalarán bancos y zonas de descanso, señalizaciones y aparcaderos de bicis, se conservaran  postes y algunos rieles de los trenes para no perder el ambiente ferroviario que lo caracteriza.

Además que por medio de mamparas de vegetación, se pretende disminuir el sonido producido en áreas cercanas a la AP-9. El primer paso del proceso será el levantamiento de algunos carriles ferroviarios y la desafección del terreno.

El Concello de Redondela también tiene previsto colaborar en un trayecto desde Chapela hasta Rande. Se construirá un paseo que sea más urbano y otro más verde a medida que se adentra por el camino hasta llegar a Catro Pontes, que es el término limítrofe entre los municipios de Vigo y Redondela

Esta senda verde se transformará en un recorrido ideal para cualquier persona que quiera caminar, correr, ir en bici, sentarse a leer, descansar, para encontrarse con los amigos o familiares y para el entretenimiento de los más pequeños de la casa.

Dentro del presupuesto no está incluido el IVA y entre los desembolsos más significativos, se encuentran el alumbrado por un poco más de 220.000 euros, así como, una cantidad que ronda por los 543.000 euros para los carriles de bicicletas, las  vías y zonas de aparcamiento.