Cuantos futbolistas han comenzado sus grandes carreras siendo las estrellas en categorías inferiores y han sumado en su adolescencia trofeos importantes perfilándose como los más valiosos, sin duda son muchos los que podemos mencionar, como Casillas, Mata, Thiago, siendo estos unos de tantos y ahora la inspiración de otros como es el caso de Ferrán Torres, hoy por hoy el niño más valioso que desde ya se ha labrado el camino que le llevará del futbol juvenil al profesional.

Ferrán Torres, joven talento, amo y señor de la actual generación nacida en el 2000, referencia obligada que huele a mayores y a quien el Valencia se apresuró en poner una cláusula de rescisión de contrato por nada menos que 25 millones de euros y a dar el alta con el primer equipo, adelantándose a cualquier posible intento de fuga a cualquier otro equipo de los que tienen sus ojos colocados en su joven y mayor promesa.

La selección del sub 17 español tiene en Ferrán el comodín del equipo, el miembro por el que necesariamente han de pasar las embestidas de un equipo que se apega con tanta fidelidad al estilo que España disemina en todas las categorías y que le ha merecido un total de 9 europeos en la sub 17.

Ferrán Torres y Abel Ruiz

Corresponde ahora a esta selección intentar meterse en la final del mundial en Mali,  confrontando a los equipos africanos físicamente superiores a los europeos, hecho esto solo restaría intentar conquistar la copa por cuarta vez, solo que ahora hablamos de un equipo cuya generación es bastante singular y distintas a las otras porque pertenecen al siglo XXI.

No está solo Ferrán Torres en el compromiso de romper la fortaleza de los africanos en Mali, junto a él, otros tremendos talentos que sin duda tienes sus propios méritos y las condiciones para hacerlo, Abel Ruiz con 5 de los 12 goles que ha metido la selección, objeto del deseo de la mitad de Europa y de quien esperan otros muchos goles más vestido con la camiseta española, para terminar completando el trío, César Gelabert, a quien se le brota lo que ha aprendido de Guti puro instinto y visión que le ha hecho una pieza imprescindible para el equipo español tras ser derrotado por Brasil.

Lo cierto es que hoy es la cita y la oportunidad de plasmar sus nombres en la historia del futbol español, sin importar que sean millenials o no.