El pasado sábado fue brutalmente atacada por dos perros, una octogenaria, cuando regresaba caminando desde la iglesia hasta su vivienda ubicada en Covelo.

La mujer de 82 años de nombre María Dolores, sufrió de múltiples heridas durante el ataque de los dos animales y debido a esto se encuentra en estado crítico, habiendo que amputar ambas piernas y por debajo de las rodillas.

Después de ser rescatada, fue trasladada al Hospital Álvaro Cunqueiro en Vigo, donde permanece bajo vigilancia médica en estado de gravedad.

Los dos perros le pertenecen a un vecino de la mujer y al parecer cuando estaba camino a su casa se encontró con estos e intento huir, lo cual fue inútil dado que los animales le dieron alcance y la arrastraron al menos unos treinta metros, para después atacarle incesantemente con feroces mordiscos que inclusive le troceaban la carne de su cuerpo.

Las investigaciones han revelado que los animales no se encuentran en regla dado que no poseen documentación, ni microchip, tampoco registros de que son animales peligrosos, en fin, totalmente irregular la situación de ambos canes, del caso están a cargo de la Guardia Civil y Juzgado de Instrucción número dos.

perros atacando

Se tiene previsto retirar a los dos perros de la vivienda del vecino de la víctima, donde quedaron recluidos provisionalmente.

Lola, como es conocida coloquialmente, fue rescatada por su hija Concha, quien se preocupó al ver que su madre no regresaba y tampoco le respondía el móvil, la hija se dispuso a salir en su coche y en el trayecto se encontró con la terrible escena donde su madre yacía en el suelo, mientras los perros le atacaban, como pudo pidió auxilio y trato de espantar a los animales usando un paraguas, hasta que se retiraron hacia su casa, los perros desprendieron inclusive parte del cuero cabelludo de la anciana pero los mayores daños los sufrió en las piernas.

El dueño de los perros no se hallaba en casa y un familiar informó que estos se habían soltado de las cadenas y escaparon a la calle tras saltar el muro de piedra que delimita su vivienda de otra propiedad.

Ayer, los familiares de Lola fueron informados al detalle del estado crítico de la víctima, quien permanece entubada y bajo sedación, a la misma hubo que amputar ambas piernas, reparar los daños sufridos en su cuero cabelludo y otras heridas internas, pero lo que agrava más su situación es la enfermedad de diabetes que padece.

Este ataque lo puedo haber recibido cualquiera, es lamentable en todo caso el estado de abandono en el que estos dos perros se encuentran por parte de su dueño, sin un registro ni atención debida, dado el nivel de agresividad de estos, por su parte el Alcalde Pablo Castillo, lamentó mucho lo sucedido con Lola a quien conoce.