Aproximadamente el 22% de los estudiantes de la Universidad de Vigo abandonan las carreras según refleja el último informe elaborado por el Ministerio de Educación en el anuario de indicadores universitarios de 2010-2015.

A la cabeza de los estudios con más tendencia a interrumpirse y no finalizar están los agrupados en la rama de Ingeniería y Química, con una tasa de abandono del 37,3 % para Ingeniería de los Recursos Mineros seguido de Ingeniera Eléctrica y la Agraria con un 36% y Química con el 35,4%.

El porcentaje del estudiantado que no continúa cursando sus estudios en la Universidad de Vigo, es inferior a la media nacional que es de un 24%.

Se considera que un alumno ha abandonado sus estudios cuando transcurridos dos cursos completos no ha vuelto a inscribirse, estableciendo ese margen de tiempo para quienes temporalmente dejan de asistir a las aulas por problemas personales y puedan reincorporarse más adelante.

Según los datos publicados por la institución viguesa, los alumnos abandonan las carreras en mayor porcentaje que las alumnas, por lo que de un total de 19.157 estudiantes, 9.894 son del sexo femenino y 9263 del masculino, inscribiéndose por primera vez entre los años 2010 y 2015, mientras que un grupo de estudiantes del 18,88 %, conformado 1.573 alumnas y 2.043 alumnos, no se reinscribieron en el curso que les correspondería durante todo ese lapso.

Estadísticas de tasas de abandono de carreras en la Universidad de Vigo

Otras ciencias que mantienen una tasa de abandono dentro de un rango superior a 30% son Ingeniería Forestal y Ciencia y Tecnología de Alimentos.

De la misma manera, pero en un rango inferior de alumnos que no culminan la carrera, se incluyen al Comercio (29,1%), Dirección y Gestión Pública (27,7 %) Ingeniería Organización Industrial (27,3%) y Relaciones Laborales  (27%)

Las ramas que mantienen más tiempo al alumnado en clases o que pierden matriculados en menor proporción son las vinculadas a Educación Primaria con el 13,4% y Publicidad y Relaciones con el 12,6%, igualmente los índices más bajos de renuncia son Fisioterapia y Ciencias del Deporte y de la Actividad Física con el 8,8% y el 7,9%, respectivamente.

Vigo registra entre 2010 y 2015, la mayor tasa de renuncias en un 20,6%, en comparación con Ourense, que dejaron sus estudios durante el mismo periodo un total de 20,20%  y en Pontevedra, un 12,74%.

Según el Ministerio de Educación, el mayor porcentaje de las renuncias tienen lugar durante el primer año de estudios con el 13,6%, mientras que en el segundo y el tercer año dejan sus carreras el 5,1% y el 3,6%, respectivamente.

Entre las carreras que no sufren o tienen poca huida de estudiantes son Artes, Humanidades, Psicología, Periodismo e Información, Educación Comercial y Empresarial, Matemáticas y Estadística, Veterinaria, Medicina y Trabajo Social y Orientación.