El gobierno de Francia hizo entrega a las autoridades españolas, diversos documentos y armas pertenecientes a la banda terrorista Euskadi Ta Askatasuna “ETA”, que fueron incautados en investigaciones judiciales realizadas durante varios años en ese país.

El cargamento fue transportado desde el día lunes en París, en un convoy de dos unidades de la Guardia Civil fuertemente escoltados por agentes del Grupo de Acción Rápida (GAR) y patrulla de la Gendarmería Francesa, llegando a la ciudad de Madrid este martes 6 de febrero.

Según la explicación ofrecida por el Ministerio del Interior, el envío del material se ha denominado Operación Mémoire Vivante y se ejecutó con la máxima seguridad y confidencialidad que necesitaba el caso, siguiendo las instrucciones establecidas en común acuerdo entre ambas partes. En la entrega se incluyó más de 300 armas de todo tipo tales como pistolas, lanzagranadas, revólveres, entre otros, que tendrán un papel importante para la investigación de atentados aún no esclarecidos, igualmente una gran cantidad de ordenadores, material informático y de documentos con más de 40.000 folios, que permitirán obtener información trascendental sobre extorsiones aplicadas, métodos, potenciales objetivos y decisiones tomadas por ETA, así como el funcionamiento interno de la misma.

España recibe de Francia el “Archivo ETA”

La información contenida en los archivos de ETA, serán puestos a la disposición del Centro Memorial de las Víctimas del Terrorismo, que tiene su sede en Vitoria, en el antiguo edificio del Banco de España en la capital del país vasco. Este Centro Memorial representa el Banco de la Memoria, de todas las víctimas del terrorismo.

El volumen de los archivos ETA, constituye un material muy valioso, toda vez que serian muy útiles  porque representan el alcance de la barbaridad terrorista y tácticas utilizadas por ETA,  de manera que contribuiría a la dignificación de la memoria de todas las personas víctimas del terrorismo.

Esta primera entrega fue el resultado de un fuerte trabajo en equipo y con la colaboración conjunta ejercida durante muchos años por las autoridades policiales y judiciales de los países de España y Francia, que tuvo su punto más álgido en el mes de febrero de 2017, en la cumbre hispano-francesa de Málaga, cuando tomaron la decisión de hacer público el acuerdo suscrito entre los dos países contra la lucha antiterrorista.

El Ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, señaló sentirse agradecido con las autoridades de Francia por la exitosa entrega del archivo de ETA, por el compromiso en la lucha contra el terrorismo y por el gran aporte a la dignidad y memoria de las personas que fueron víctimas del grupo terrorista ETA.