A pesar de la pandemia que paralizó a más de la mitad del mundo y golpeó fuertemente a España y Francia, la diplomacia entre ambas naciones no ha parado, a tal punto que próximamente firmarán su primer convenio de doble nacionalidad, algo que podría marcar un antes y un después en Europa.

Esto es una gran noticia a los más de 275.000 españoles que hacen vida en el vecino país, así como para los 125.000 franceses que viven en España y que necesiten de mayores beneficios en el ámbito económica para que se sigan desenvolviendo de la mejor manera en el territorio.

Así lo informó la jefa de la diplomacia española Arancha González Laya, luego que tuviera un ameno encuentro con su colega francés Jean-Yves Le Drian.

Para ella los franceses que residen en España se verán tremendamente beneficiados, debido a que el país galo ya permitía compartir ambas nacionalidades, mientras que el gobierno español aún no lo reconocía.

Lo mejor de todo es que estas políticas se están estudiando para aplicarlas con otras naciones y así eliminar las barreras que existen actualmente. El Reino Unido sería un ejemplo claro, donde hay miles de ciudadanos españoles y viceversa.

turistas

El diplomático francés vio con muy buenos ojos este acuerdo, teniendo en cuenta que es el primero de esta tónica da atisbos de las excelentes relaciones que hay entre ambas naciones. Se esperan que se sigan creando nuevas alianzas en los próximos meses.

Se planea aprobar un fondo en el Consejo Europeo para ayudar a ambas naciones en su lucha para superar el Covid. La crisis financiera ha llegado con todo y hay que aplicar medidas drásticas para hacerle frente a esta nueva realidad. Los meses venideros no serán nada fácil.

Es muy importante la unión entre las naciones en un momento tan complejo. El posible acuerdo entre el Reino Unido y España podría ayudar a reducir la brecha luego de la salida del Brexit, algo que ha creado un gran impacto en todo el entorno. Nunca pensamos que esto al final pudiera darse.

La reunión entre ambas partes se alargó unas varias horas para poder tocar todos los puntos que estaban en la agenda. Posteriormente el funcionario francés se tomó su tiempo para hablar con varios empresarios del sector.

Son grandes noticias tanto para España como para Francia, que ahora tendrán un vínculo en común y podrán dar apoyo continuo a los residentes del país vecino que hacen vida en su territorio.

Solo queda esperar por las reacciones que tenga en los demás países a ver si replican este mismo mecanismo. La unión europea debe mantenerse más unida que nunca para afrontar los retos que se avecinan.