Después de pasar una noche detenido las autoridades de Bélgica liberaron a Puigdemont con medidas cautelares. Ahora existe una nueva Euroorden de detención y entrega para el ex presidente que le motivó a ir a las dependencias judiciales.

Sin embargo las autoridades belgas decidieron dejarlo en libertad luego de pasar toda la noche privado de la misma. Una vez más el magistrado se inclinó a favor de llevar adelante la solicitud de España, después de escuchar al líder independentista.

Con estas medidas cautelares, Puigdemont puede permanecer en libertad bajo condiciones el tiempo que dure el proceso

El ex presidente reafirmo su comparecencia ante el juez tal como lo había prometido, el mismo me ha dejado en libertad con prohibición de salida del país sin conocimiento previo de las autoridades al igual que comunicar un domicilio, señaló.

Por su parte la Fiscalía de Bruselas informó que Carles Puigdemont su puso a la orden de la Policía Federal de Bruselas el 17 de octubre, donde llego por voluntad propia y fue privado de libertad al mismo tiempo que se le puso al corriente sobre el contenido de la Euroorden frente a su abogado.

Así mismo indicó que dicho procedimiento se encuentra en curso y que la traducción requerida de parte de las autoridades de España llego antes del tiempo esperado. El ex presidente debe presentarse ante la Cámara del Consejo el próximo 29 de octubre. El mismo junto a sus abogados arguyeron inmunidad parlamentaria, sin embargo se le otorgo libertad condicional con la acotación de que no cuenta con tal inmunidad.

De hecho el Juez Pablo Llerena comunicará en breve que no tiene inmunidad ya que no pertenece al Parlamento Europeo. Con respecto a los hechos recientes de violencia en Cataluña, Puigdemont declaró a la prensa que nunca ha sido partidario de la violencia y que debido a su situación no estaba al tanto de lo que estaba sucediendo en dicha comunidad.

En torno a la orden de arresto trascendió que el Juez Llerena remitió nuevamente a las autoridades de Bélgica la documentación requerida para solicitar el arresto de Puigdemont, tan pronto se enteró de la sentencia emanada por el Tribunal Supremo.

Así mismo luego de que se cursara la Orden Europea de Detención y Entrega, de parte del Tribunal Supremo Español, el ex President de la Generalitat compareció en compañía de sus abogados y de manera voluntaria ante las autoridades de Bélgica; siguiendo todo el procedimiento que aplica en estos casos así mismo rechazó entregarse a España.

Lo que sigue es ir a la Cámara del Consejo, donde el magistrado correspondiente cuenta con un plazo de 15 días máximo para determinar la ejecutabilidad de la Euroorden. Mientras España debe defender sus intereses a nivel de la Fiscalía de Bélgica, pudiendo recurrir a instancias superiores si es necesario.