En el mundo actual disponer de una página web es de vital importancia. Las formas de comunicación han cambiado, y lo han hecho tan vertiginosamente que en ocasiones no nos damos cuenta que estamos en un mundo que nos requiere nuevas estrategias. Sabemos mucho sobre Internet, leemos acerca del marketing online, intentamos posicionar nuestra web… pero elegir hosting es una tarea que en ocasiones se hace un poco más confusa y no le prestamos suficiente atención.

No es de extrañar que, con el auge de Internet y las páginas web, hayan ido apareciendo de forma continua numerosas empresas de hosting que ofrecen alojamiento web. Hoy en día, quien vaya a administrar una web, dispone de numerosas opciones en cuanto al hosting, gracias a la gran cantidad de empresas que existen.

Este gran número de empresas dedicadas al hosting supone una buena noticia, por una parte, ya que la competencia evita el monopolio y podemos conseguir precios más bajos y mejores condiciones, pero la parte negativa es que, con tanta oferta, la mayoría de los usuarios se pierde tomando una decisión, pues no dispone de conocimientos necesarios para elegir empresa.

Elegir un hosting con criterio puede ser una tarea complicada, no obstante, existen algunas cuestiones básicas que puedes tener en cuenta para tomar una decisión adecuada acerca del hosting adecuado para nosotros y dónde comprar un dominio web.

No te dejes llevar por el precio

Está claro que a la hora de contratar cualquier servicio el precio es un factor fundamental. No obstante, no podemos basar todo nuestro criterio en este factor, ya que podemos caer en un mal servicio que nos haga perder todo el dinero que pensábamos haber ahorrado.

Una de las primeras cosas que debemos hacer para comparar precios es conocer qué características necesitamos para nuestra web y después barajar los precios de aquellas que nos ofrecen lo que precisamos. Hoy en día existen empresas de hosting que ofrecen servicios de transferencia mensual y espacio en el servidor del hosting a precios muy baratos, pero hemos de leer bien las condiciones, incluyendo la letra pequeña.

Normalmente todas las empresas se mueven más o menos por los mismos precios, así que, si encuentras una empresa de hosting que te ofrece lo mismo que las demás, pero a precio muy inferior, te aconsejamos que desconfíes y mires bien todas las condiciones antes de lanzarte a por lo más barato.

 

La importancia del servicio técnico

Para muchos, esta es una de las decisiones fundamentales, y no es de extrañar, ya que, la rapidez y eficacia con la que resuelven tus problemas resulta un asunto de vital importancia, y es que, eligiendo un buen servicio técnico nos ahorraremos muchos dolores de cabeza innecesarios.

A la hora de elegir el mejor hosting para tu web te recomendamos que te fijes en que el servicio técnico esté en tu idioma, para poder preguntar todo lo necesario. Al mismo tiempo, asegúrate de que el soporte técnico es 24 horas y 365 días al año, ya que si hay un problema a cualquier hora te asegurarás de que la web funcione lo más rápido posible, para no perder ningún visitante y posible cliente.

Ten en cuenta que, seguramente encontrarás una gran cantidad de ofertas por Internet de empresas que tienen el servicio técnico en inglés. Puede que decidas lanzarte y probarlas pensando que no es una razón tan fundamental, pero el día que tengas un problema, te aseguro que te vas a arrepentir. Es importante entenderse bien en este campo, ya que, a veces es difícil comprender todo en tu mismo idioma, como para ponernos más dificultades.

La seguridad de tu web

Contratar nuestro alojamiento web con un extra de seguridad no es solo de precavidos, ya que, en cualquier momento podría pasar algo que deje sin funcionamiento al servidor o a los datos que tengas en tu página.

En primer lugar, es bueno que nosotros mismos hagamos copias de seguridad, pero si nuestra empresa de hosting las realiza, tendremos la confianza en que no vamos a perder ningún dato y vamos a poder dormir más tranquilos.

Por otra parte, será bueno que contemos con una empresa que pueda soportar ataques que hacen que el servidor caiga y tu web quede inactiva. Los llaman los ataques de fuerza bruta y el poder soportarlos es una de las características que distingue a una buena empresa.

El periodo de prueba

Una idea que puede resultar muy útil para conseguir un hosting que tenga todo lo que necesitas es probarlo antes de decidir. Existen servidores que disponen de un periodo de prueba y devolución, con ofertas más económicas para esta temporada, de modo que tú puedes ver si te ajusta o no la empresa elegida.

Este es un punto a favor de dichas empresas, ya que, al dejar un periodo de prueba ganan confianza, por lo que te recomendamos que pruebes y después decidas. Puede que esto te parezca una pérdida de tiempo, pero, elegir el mejor hosting requiere paciencia y a la larga te ahorrarás tiempo si te das un plazo razonable para valorar bien todas las opciones.

Cuidado con las opiniones

Por último, ten cuidado con las opiniones de expertos en la red. Existen numerosas páginas en la que supuestos usuarios recomiendan un hosting determinado asegurando que lo han probado y es el mejor. No te dejes llevar por estas opiniones, ya que, en gran cantidad de ocasiones son personas a las que las empresas de hosting que recomiendan les pagan por nombrar su servidor.

Guiarte por opiniones de usuarios en la red está bien, es una buena forma de comparar, pero no te dejes engañar por publicidad engañosa y cuando veas un artículo de estas características, fíjate en los comentarios del mismo, que es donde realmente encontraremos opiniones válidas y que no están manipuladas.

Con todos estos consejos verás que no hace falta ser un informático para conseguir un criterio adecuado para elegir un hosting a tu medida.