En el mercado hay una gran variedad de sillas de ruedas y elegir la más adecuada para tus necesidades puede ser un proceso complicado. Elegir entre una silla de ruedas eléctrica o manual es el primer filtro. Después hay que considerar el tamaño y peso del propietario, el entorno en el que se va a utilizar, la frecuencia de uso, la tracción del aparato y las funciones que incluye el panel de control. Sobre eso la empresa https://www.ortopediaplaza.com/ tiene mucha experiencia y te puede asesorar sin compromiso.

Las sillas de ruedas son un complemento indispensable para personas de movilidad reducida, ya sea ésta permanente o temporal. En la actualidad, las sillas de ruedas han evolucionado mucho con las nuevas tecnologías, por lo que hay una amplia variedad donde elegir en el mercado. Para que no te pierdas en el proceso de selección de tu silla de ruedas, los expertos de https://www.ortopediaplaza.com/ te proporcionan la información fundamental que debes tener en cuenta.

¿Silla de ruedas manual o eléctrica?

Se trata de la primera elección que debes hacer. La silla de ruedas manual es impulsada por el propio usuario, que hace girar sus ruedas traseras empujando los arcos que se encuentran en el interior de éstas. Pueden ser plegables o fijas pero, en cualquier caso, su utilización requiere de cierto esfuerzo físico por parte del ocupante.

En cuanto a la silla de ruedas eléctrica, son impulsadas por motores, accionados por baterías recargables. Su desplazamiento no requiere ningún esfuerzo físico por parte del ocupante. La silla de ruedas eléctrica cuenta con un panel de control y, por lo general, de un joystick desde el que se configuran y manejan muchos de sus parámetros, desde la velocidad, dirección, posición del respaldo o del asiento. Los profesionales de Ortopedia Plaza recomiendan la utilización de sillas de ruedas eléctricas para personas de avanzada edad o con enfermedades incapacitantes, así como para personas que deseen desplazarse sin necesidad de que nadie les ayude.

El tamaño y peso del propietario

Una vez elegido el tipo de silla de ruedas, que en muchos casos será eléctrica, toca tener en cuenta el tamaño y peso del usuario de la misma. La norma general indica que el asiento ha de ser entre 2 y 4 cm más ancho que las caderas del ocupante. Además, ha de estar homologada

El entorno en el que se va a utilizar

¿Dónde va a ser utilizada preferentemente la silla de ruedas, en interiores o exteriores? ¿El usuario vive en la ciudad o en el campo? Estas preguntas también condicionarán la elección.

Si la silla de ruedas va a ser usada sobre todo en casas, hay modelos específicamente para interiores. Estas sillas de interiores son más ligeras y estrechas que sus homólogos de exterior.

Si la persona que va a usar la silla pasa mucho tiempo fuera de casa, deberá elegir una silla de exterior pues son más robustas y tienen más autonomía. En el exterior la silla está expuesta a más impactos, roces y deterioros, por lo que es importante que sea resistente. Estos modelos también son más veloces y sus sistemas de suspensión y amortiguadores son mejores.

Por otra parte, si el usuario de la silla de ruedas vive en el campo, probablemente su silla se vea más expuesta a las inclemencias del tiempo y a terrenos irregulares. Para el campo es importante disponer de aparatos con ruedas más grandes y  motores más potentes (si se trata de sillas eléctricas), además de mayor adherencia al firme. Además, si se trata de climas húmedos la silla debe ser resistente a la oxidación.

La frecuencia de uso

No es lo mismo un uso continuado y diario de la silla de ruedas que un uso esporádico. Si la silla es utilizada por su propietario de forma constante, deberá ser una silla robusta y duradera. Además, si el usuario va a viajar mucho con ella,necesitará una silla plegable.

Y puede que el usuario de la rueda sea una persona joven que desee practicar deporte con ella. En este caso, la ligereza constituirá una propiedad fundamental.

La tracción

La tracción de las sillas de ruedas eléctricas  puede ser central, delantera o trasera. La tracción central son las menos utilizadas pero tienen una importante ventaja para la movilidad en interiores, en lugares estrechos o con poco espacio libre:: permiten girar casi sobre su propio eje. La tracción delantera es recomendada para superar algunos obstáculos en exteriores mientras que la tracción trasera es la más utilizada por su facilidad para subir bordillos y gran maniobrabilidad.

El panel de control

Ya casi tienes elegida tu silla de ruedas ideal pero todavía falta decidir, en la silla eléctrica, qué prestaciones deseas para el panel de control.  Las sillas con joystick son las más cómodas de manejar y en el mercado hay paneles de control con toda clase de funcionalidades para configurar al detalle el manejo de la silla de ruedas.