Tras el anuncio por parte del alcalde Caballero del pasado mes de enero, son muchos los meses que han  transcurrido bajo la premisa de que la cesión del camino perteneciente al Paseo marítimo de Bouzas, que está cerrada, ya estaba prácticamente hecha para el disfrute de los habitantes solo que hoy a 8 meses de su cierre parece que nada ha avanzado.

Ahora el mismo alcalde menciona la necesidad de una propuesta de reforma, lo cual ha desatado reacciones por parte del concejal de BNG Xabier Pérez debido a que dicha cesión se encuentra paralizada desde febrero.

Caballero le ha salido al paso a las acusaciones de Xabier explicando que es necesario generar un proyecto de actuación básico para el paseo de Bouzas como primer paso y que ya la propuesta de reforma se encuentra bastante adelantada por su parte para ser presentada en los próximos días posteriores a la culminación de la campaña electoral, en vista de las elecciones generales del próximo 10 de noviembre.

Afirmó que el alcalde de BNG desconoce de lo que habla y acotó que la organización que Pérez representa no cuenta con concejal o grupo propio en ese Ayuntamiento, lo que existe es un edil y este no está adscrito.

Señaló además que cuando se va a solicitar la utilización de un espacio perteneciente a una administración distinta, se debe contar con un proyecto básico, así mismo Caballero continua adelante con la tramitación para lo que se mantiene en contacto con la dirección provincial de Costas.

El cierre de una parte de la senda tuvo su origen en un accidente que sufrió un transeúnte que caminaba por un tramo en condiciones no óptimas, ya hace más de un año. En total fueron clausurados unos 200 metros que hasta ahora permanecen cerrados.

Esto genera mucha molestia a los vecinos quienes manifiestan su malestar mediante la colocación de carteles y pancartas en las verjas, quejándose de que no se ha movido ni un dedo para hacer las reparaciones y demuestran su disgusto porque el camino aún se encuentre cortado. Entre las quejas dejan ver que no ven a las autoridades buscando las soluciones.

Por su parte el BNG le insiste de forma muy enérgica al gobierno local para que  asuma con más seriedad el asunto y se ocupe de hacer lo que esté en sus manos, en este caso de culminar la propuesta del proyecto de reforma para el paseo de Bouzas en tiempo breve.

También exige que se incorpore a los habitantes del lugar en el proyecto y todo con la finalidad de que muy pronto estén disfrutando a plenitud de su paseo marítimo de punta a punta.