Antón Arias es el nuevo presidente de los empresarios de Galicia, y ha comenzado su mandato con una crítica a uno de los puntos básicos de la política económica del actual Gobierno del PP: la reforma laboral. Ha dicho que esta es un fracaso, ya que la que apoyara el Mariano Rajoy su ejecutivo solo ha traído la implantado un sistema fracasado.

Primeras palabras en contra del Ejecutivo del jefe de la patronal gallega

El pasado viernes se celebraron las elecciones al nuevo jefe de la patronal gallega, siendo el elegido Antón Arias, que no se lo ha pensado para explicar su reticencia a la reforma laboral llevada a cabo por el Gobierno de Mariano Rajoy.

Así liderará la Confederación de Empresarios de Galicia, que se encontraba en un estado lamentable por las guerras internas y las deudas. Cree que es el momento de subir los sueldos y de reavivar la economía actual que está muriéndose, ya que los ciudadanos deben recuperar el poder adquisitivo para que puedan volver a gastar.

En contra de lo que nos tiene acostumbrados los líderes de las asociaciones de empresarios,  Antón Arias no cree que el abaratamiento del despido sea algo prioritario en estos momentos y cree que hay que tener una buena relación con los sindicatos, algo que él tiene desde hace años.

El nuevo jefe de los empresarios gallegos ganó con un  60 % de los votos, y fue la única candidatura que se presentó. Es constructor y expresidente de la Federación Gallega de Construcción, además de la tercera cara de la patronal gallega en  los últimos cuatro años.

Según ha dicho, cree que su candidatura es la última oportunidad que tiene el CEG, ya que sino debería desaparecer por  saturación de los propios miembros y por inviabilidad económica. Ahora toca ver el tipo de medidas que intentará tomar el nuevo jefe.