Los cinéfilos están de enhorabuena, ya que ver en streaming cualquier largometraje es un placer cotidiano y que resulta muy barato. La cantidad de títulos disponibles, así como el placer de poder hacerlo desde tu propio sofá, sin esperas, interrupciones o molestos ruidos del vecino de butaca, es algo que nos hace plantearnos el deseo de consumir cine. Sea cual sea tu género favorito, intriga, drama, comedia, terror, o simplemente quieres evadirte y pasar unas horas entretenidas, el cine en casa es la opción que está ganando fuerza.

Para hablar de cine en casa, debemos pensar en el placer que supone disfrutar de una buena película. El cine es un invento on poco más de cien años de antiguedad, pero quizás sea el arte, junto con la música, más consumido. La capacidad de entretener, a la vez que la de generar emociones, hace del séptimo arte un mundo abierto a la imaginación, al espectáculo, al del disfrute personal, en pareja o en familia. 

¿Qué necesito para disfrutar del placer del cine en casa?

Para poder gozar como nadie de una buena película, necesitarás de diversos elementos. Para comenzar, un buen sitio donde ver en streaming  tus películas favoritas. Son un mundo abierto a descubrir infinidad de títulos adpatados a todos los gustos y edades, el cine se creo para entretener. Además, este tipo de portales permiten disfrutar de una buena película tanto en tu dispositivo portátil, como una tablet, o en un ordenador o smart TV. La cuestión es que sea el formato en el que nos encontramos más cómodos. 

Para continuar con una buena sesión de cine en casa hemos de elegir una adecuada compañía. Quizás sea el momento para invitar a esos amigos que hace tiempo que no ves, o atreverse a llamar a esa persona tan especial y con la que deseas compartir un rato íntimo. Para quienes ya tienen familia, el plan no deja de ser igualmente atractivo. Los pequeños disfrutan como nunca de estas oportunidades, y cuando ya se han ido a la cama es el momento de relajarse con nuesra pareja para dejarse llevar.  

La posibilidad de elegir un título que esté de acuerdo con tu estado de ánimo o que pueda saciar tus ganas de cine ha de hacerte escoger entre películas de temáticas diferentes. Por ejemplo, una tranquila para después de comer, ¿o quizás una de intriga? Los más atrevidos escogerán un buen título de terror para la soledad de la noche, esos momentos en los que sufrir un gran sobresalto se compensa con unas risas nerviosas a posteriori. Aunque pensándolo bien, puede que sea tiempo de echar unas risas con la comedia más desternillante que encuentres, o quizás dejar escapar alguna lágrima con algún drama romántico. La capacidad de despertar emociones hace del cine el arte favorito de las personas con alma.

Una buena película que se precie se disfruta mucho mejor si la acompañamos de algún aperitivo o bebida. Los mas clásicos lo tienen claro, un cubo de palomitas tal y como harían en el cine. Pero por el hecho de estar en casa, todo puede cambiar, puedes ver la película mientras cenas, o bien servirte tu bebida favorita y disfrutar del espectáculo. ¿Has pensado qué lugar del sofá es el que mas te gusta para disfruar del cine? ¿O es esa butaca tan cómoda que te espera siempre en su justo punto de confort? Puede que quieras conformarte con algo distinto, disfrutar tú solo mientras te envuelves en la atmósfera de la película con unos buenos auriculares. El disfrute que provoca el poder aislarse por unos momentos de todo lo que nos rodea y vivir unas aventuras extraordinarias es lo que el cine nos regala.

Y después de haber disfrutado de la película llega el momento favorito de muchos, una sesión de cine-fórum. Efectivamente, ¿qué es de un film sin comentarios posteriores? Simpre aparecen los típicos listillos que ya sabían desde la primera escena quién era el asesino, o quién ya sabía como iba a acabar todo. pero la charla posterior tras la película nos da momentos impagables, ya que nos permite recordar los puntos fuertes. A veces esta sesión de charla se vuelve tan interesante que no vuelve a meter el gusanillo en el cuerpo para volver a visionar la película. 

El cine no ha parado de generar interés desde que nació en la Francia del siglo XIX. Su evolución ha ido pareja con la de los avances técnicos, que ahora nos permite disfrutar de un cine plagado de efectos especiales insuperables, con unas tramas verdaderamnte brillantes, y con unos elencos de actores que nos hacen aflorar todo tipo de sensaciones. Hacerlo desde la comodidad de tu casa, eleigiendo el momento que desees y con el confort de tu propio entorno, hace de este espectáculo un mundo aparte.