España parece ser que ya ha pasado sus horas más oscuras de la pandemia y ahora está implementando medidas para poder volver a la normalidad, creando un plan de desescalada que podría durar varios meses, dependiendo de cómo se desenvuelva.

Vigo ha sido una de las regiones que mejores resultados ha tenido en todo el proceso, teniendo menos casos de contagios y fallecidos que en otras grandes ciudades como Madrid o Barcelona.

Todo iba bien hasta hace un día, cuando en las últimas 24 horas aumentó el número de pacientes en un 3%.

En total son 1.211 infectados en este rango de tiempo, 42 más que el día anterior, así que para evitar males mayores las autoridades han tomado cartas en el asunto. Pudiera ser casos aislados o un nuevo brote, por eso es que no quieren esperar.

Ha llamado la atención que estas cifras surgieran luego de que se implementaran nuevos test rápidos en la EOXI, en la que hacen vida más de 7000 personas de todo tipo de profesiones.

 

Son pruebas muy rápidas en la que obtienen muestras de sangre de la yema del dedo y luego buscan dos anticuerpos que son los que trae el coronavirus. Si estos están presentes en el organismo serían malas noticias, pues estaríamos ante otro positivo.

La mayoría de los que han detectado son personales sanitarios, aunque no se ha confirmado al 100%. Para ello utilizan un mecanismo llamado PCR, que tiene todo un material genético del virus, haciéndolo mucho más exacto que otras pruebas.

Esta semana se dedicarán a estudiar al personal de ambulancia, ya que a ellos no les ha hecho el mismo procedimiento y están iguales o más expuestos que sus colegas de centros médicos. Existe una gran posibilidad de que los números de contagios aumenten en los próximos días.

Es importante agudizar todos los protocolos que se tengan para poder eliminar cualquier nuevo brote que se pudiera producir en las siguientes semanas. Estamos en una fase de recuperación de la pandemia, incluso se habla de un plan de desconfinamiento para los próximos días.

Vigo afortunadamente ha tenido la situación controlada parcialmente, aunque los fallecidos superan las 300 personas, pero no se compara con las miles que han tenido ciudades como Barcelona, Bilbao y Madrid.

Mientras tanto es importante que las personas continúen con los mismos protocolos que venían aplicando desde el inicio de la cuarentena. Cumplir a carta cabal todas las indicaciones de las autoridades para poder eliminar el virus desde la raíz.