Según mi experiencia, y de ahí este artículo, cuanto más dinero se puede destinar a aprender inglés menos tiempo se necesita. Si tenemos dinero, podemos contratar un profesor nativo que nos dedique una hora a nosotros solos. También podemos pagarnos un curso en Reino Unido con un inmersión lingüística plena, con los beneficios que esto conlleva en nuestro nivel de inglés.

Ahora bien, si no disponemos de dinero, nos tocará dedicar mucho más tiempo al inglés para poder alcanzar nuestro objetivo. Tendremos que recurrir a encontrar un compañero de idiomas, a ver la televisión en inglés o a ver vídeos en YouTube. Son alternativas igualmente útiles pero que no es lo mismo que tener un profesor particular nativo solo para nosotros.

Por tanto, y en conclusión, si no tienes dinero para dedicar al inglés, tendrás que tener mucha imaginación, ver nuestra sección de recursos gratis para aprender inglés y, sobre todo, dedicar mucho tiempo todas las semanas.