Seis personas han sido arrestadas, cuatro de ellos policías portuarios en medio de un operativo llevado a cabo por la Guardia Civil por la presunta comisión de revelación de secretos, cohecho y falsedad de documento oficial.

Junto a los cuatro policías también fue detenida una persona que está vinculada a la lonja y un empleado de la Cooperativa de Armadores de Pesca del puerto de Vigo; los cuatro agentes de la policía están señalados en la presunta descarga para su posterior venta ilegal de pescado, estos bajo su embestidura de jefes de servicio en la lonja daban aviso de las inspecciones que serían realizadas y a cambio recibían pescado el cual vendían en el mercado secundario repartiéndose entre ellos las ganancias.

Detenidos agentes de la policía portuaria en Vigo presuntamente involucrados en varios hechos irregulares

De las seis personas involucradas, tres ya comparecieron a declarar y están en libertad y los otros tres, entre ellos dos de los agentes, están a disposición judicial el día de hoy, las detenciones del día de ayer son producto de una intensa investigación de varios meses, durante los cuales vigilaron a presuntos sospechosos de venta ilegal de pescados de especies no autorizadas o tamaños no permitidos y donde las piezas más importantes en el engranaje de corrupción eran algunos de estos jefes de servicio, de quienes depende la descarga de la pesca recién hecha.

De los detenidos, uno era un capataz encargado de las descargas de las cajas y el otro empleado era el intermediario para entregar los regalos a los policías y también aprovechaba de venderlo en el mercado negro.

Estos oficiales también tenían la responsabilidad de repartir los huecos en la lonja destinados a la ubicación del pescado, después de ser descargado para la subasta y por esta actividad también recibían obsequios si proporcionaban espacios privilegiados o más amplios a los vendedores.

Para desarrollar la investigación, la Guardia Civil contó con la colaboración de las autoridades del puerto de Vigo, ya que el puerto inclusive se vio perjudicado por un menor ingreso por concepto de tasas portuarias, por lo que ahora revisaran si se cometieron infracciones fiscales, aparte de la evasión de pago de impuestos.

Se conoció que aparentemente junto al ocultamiento de mercancía ilegal, también se ocultó parte del pescado regular para pagar menos impuestos y en ello al parecer los policías portuarios tomaron parte al ayudar a sacar la mercancía evitando los controles oficiales. A lo largo de la investigación se realizaron algunas incautaciones de mercancía y ayer se realizó otra detención.

El operativo mediante el cual fueron apresadas estas seis personas comenzó anoche, los guardias civiles camuflados se mantuvieron vigilando el puerto toda la noche y especialmente las cajas de pescado que desde dos embarcaciones se estuvieron descargando.