Fueron detenidos por la Guardia Civil tres de los presuntos secuestradores de un joven a quien el año pasado sometieron en Sanxenxo ciudad de Pontevedra en la zona de A Lanzada, y el cual fue liberado tras pagar un rescate de €4.000.

Según fuentes jurídicas, uno de los presuntos malhechores ya estaba en la cárcel y los otros detenidos habían sido puestos en libertad por el Juzgado de Instrucción número dos de Cambados que estableció la libertad de los detenidos con cargos.

El hecho sucedió en el verano de 2017 cuando el joven después de hacer deporte en la zona de A Lanzada, regresaba al aparcamiento para recoger su coche y fue abordado por unos encapuchados que lo golpearon con un arma corta, según relató la víctima, y lo retuvieron dentro del vehículo mientras le indicaban que no alzase la cabeza y les entregase el móvil y la cartera.

En un primer momento le quitaron 240 euros y su tarjeta de crédito que utilizaron en diversos cajeros automáticos del lugar para retirar dinero en efectivo, así que previamente tuvo que facilitar el PIN de seguridad al ser golpeado e intimidado.

Igualmente le exigieron llamar a los más cercanos familiares para pedir que le entregasen 4.000 euros en efectivo por su rescate, debido que era insuficiente la cantidad sustraída de los cajeros. Al cumplirse el pago, fue dejado en el mismo sitio sin el teléfono móvil y amenazado que si denunciaba lo ocurrido, regresarían por él.

Las investigaciones se reanudaron nuevamente cuando el mes de noviembre pasado, la Guardia Civil desarticuló a un grupo de forajidos que se dedicaban al hurto de combustible en empresas u obras  de transportes en la provincia de Pontevedra. Durante la operación se conoció que los cuatro autores materiales detenidos por el robo estaban planeando un secuestro en O Porriño con semejante modus operandi que se produjo en A Lanzada.

Por medio de estos sucesos, la investigación condujo a la identificación de los responsables del secuestro de A Lanzada el pasado año. Uno que ya estaba en prisión es habitante de Vigo; los otros tres que fueron detenidos esta semana, uno es de Sanxenxo y dos son residentes de O Grove.

Según datos proporcionados por la UNODC (Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito), España posee la tasa de secuestros más baja en comparación con otros países europeos, aunque esta sugiere que siempre hay que prestar atención y tener cuidado con individuos de extraña conducta.

Sin embargo y en años recientes ha sido frecuente el secuestro virtual, razón por la cual la UCO (Unidad Central Operativa) de la Guardia Civil, exhorta a conservar la calma, no facilitar datos personales ni consentir pago alguno.