La despedida se llevó a cabo en medio de una marcha que entre el sentimiento de luto y el de protesta, las personas reclamaron mejores medidas para la reindustrialización y la prevención.

Los trabajadores de la naval acudieron de forma masiva a la delegación territorial de la Xunta ubicada en Vigo. Marcharon hasta allí cientos de estos, con el propósito de darle el último adiós a un compañero trabajador que murió este lunes, debido a un accidente de trabajo.

Muchos se congregaron en este lugar también para hacer reclamaciones respecto a las medidas preventivas que son necesarias.

La marcha en homenaje al trabajador fallecido estuvo bastante organizada y se caracterizó por la formación de un par de columnas, que comenzaban a formarse dese el lugar donde se encuentran los astilleros de esta ciudad.

La marcha partió desde Teis y Bouzas, transcurrió en un silencio que daba cuenta del sentimiento de luto y respeto por el momento solemne y así  se desarrolló  la marcha naval por medio de la que se despidió al difunto.

El trabajador murió a la edad de 53 años, tras recibir el impacto de la compuerta de un barco que se le vino encima. La compuerta pertenece a un barco que el pasado lunes cuando sucedió el accidente,  se encontraba en el muelle de Armadores Pereira, específicamente en la zona de Beiramar.

Señalan que este ha sido un accidente laboral que termino en la muerte de este trabajador y así mismo, destacan que no se trata del único que ha sucedido, ya que de acuerdo a lo que asegura Cesar Rodríguez, las denuncias hechas a inspección de accidentes, son muchas tanto de accidentes leves como de accidentes muy graves.

Destaca las demoras en convocar las denuncias que vienen de parte de la mesa de prevención de riesgos del  naval, hechas por los correspondientes sindicatos y por ello han considerado muy oportuno aprovechar esta ocasión, tanto para despedir a su compañero como para denunciar lo accidentes que siguen sucediendo y que se tomen las medidas necesarias que debe promover la administración.

Pero las reivindicaciones no solo van para exigir mejores medidas de prevención que muy bien hacen falta, sino que también apuntan a la industrialización de este sector, lo cual es urgente si no se quiere que el mismo desaparezca, aun tratándose de uno de los sectores productivos fundamentales de la zona.

Señalan que las medidas deben comenzar por facilitar una mayor cantidad de suelo destinado a la industria naval, haciendo énfasis en la petición de que los terrenos de la antigua Vulcano les sean facilitados para el uso del naval y concretamente en la reparación.

Así mismo destacan que es más factible garantizar la seguridad dentro de los astilleros que en los trabajos de reparaciones en muelle.