Los pediatras se encuentran desaparecidos en Galicia y es que en la actualidad, trabajan unos 300 profesionales en centros de salud y alrededor de 160 en hospitales, podemos decir que un pediatra por cada 938 niños es una cifra insuficiente, que da lugar a trabajos de sobrecarga para el personal médico infantil, sustituciones para facultad no especializada y la obligación de que las familias se muden a otros centros de salud para recibir atención médica.

La situación empeora en el verano, coincidiendo con las bajas y los días de vacaciones y en muchos casos no encuentran sustitutos.

La situación más crítica ocurre en Vigo, específicamente en el Centro de Salud Coruxo, el centro atiende a las parroquias de Saiáns, Oia y Comesaña, así como a Coruxo, que suman más de 13 mil habitantes, y entre ellos 1.108 niños. En abril, el pediatra del centro se retiró, aunque un sustituto ocupó su puesto durante el período de vacaciones que finalizó el 27 de mayo. Las protestas locales obligaron al Servicio Gallego de Salud (SERGAS), a extender este reemplazo más de lo esperado.

Déficit de pediatras en Vigo

Los familiares responsables de llevar a los niños a sus consultas, ya se están trasladando al servicio al Centro de Salud de Navia, lo que implica grandes dificultades para los residentes de Oia y Saiáns, que no tienen un transporte urbano directo.

Esta situación en el caso de Vigo, llevó a Sergas a tomar la decisión de cerrar durante los meses de julio y agosto el servicio de pediatría de la tarde, en los centros de salud de Coia, Rosalía de Castro-Beiramar, Lavadores, Navia y Nicolás Peña, lo que afectará a una población de más de 15.000 niños.

Del mismo modo y durante los meses de julio y agosto los centros de Malpica y Coristanco no contarán con un pediatra, debiendo trasladarse a Carballo y a  Zas las horas semanales de servicio que se reducirán de 35 a 15 horas

Así mismo se tendrán que movilizar 403 niños de Bembrive, si necesitan acudir al pediatra en el mes de agosto. La cobertura de estas consultas la concentra El Sergas con las del centro de salud de Sárdoma, al que atiende una población de 1.706 niños.  Durante todo el año, ambos centros se turnan el servicio de pediatría. Por la mañana lo hace Sárdoma y por la tarde, en Bembrive.

El conceller de Sanidad, Jesús Vázquez Almuiña, manifestó que la falta de pediatras es un inconveniente que aqueja a todo el territorio del país. Así mismo se está empezando a poner en marcha medidas, como la exigencia al Ministerio de Sanidad, en la extensión del número de plazas de formación y entrenamiento.