Cuando Unidos Podemos declaró a los medios de comunicación que tenía intención de llevar a cabo una moción de censura contra Mariano Rajoy, eran muy pocos los que pensaban que ésta podía ser una jugada política maestra. Y es que, como ahora vamos a ver no solo les quieren dar un golpe en el centro de flotación al partido en el gobierno sino que al mismo tiempo está obligando al PSOE a que de la cara frente a sus votantes una vez que ya hayan elegido nuevo secretario general.

¿De qué lado se posicionará el PSOE?

Hoy ha sido el día elegido por Pablo Iglesias para hacer oficial la moción de censura y para proponerse él como líder alternativo. Y claro, como la moción de censura tiene que estar dos días hasta que se haga oficial, el lunes será cuando en el Congreso de los Diputados se vote a favor o en contra de la misma. Una votación que Unidos Podemos sabe que tiene perdida de antemano.

Pero esto no es algo que les preocupe más que nada porque van a ser testigos de la posición que va a tomar el PSOE con respecto a ella. Una posición que puede marcar mucho al nuevo secretario general respecto a sus votantes. Y es que Unidos Podemos se encargará de que en el caso de que esta moción de censura no salga adelante con el voto negativo de los socialistas, parezca que el PSOE lo que realmente quiere es que el Partido Popular siga gobernando España.

Será una sesión muy tensa la del lunes y habrá que ver qué papel juegan todas las fuerzas políticas del hemiciclo ya que no se recuerda una jugada como esta en mucho tiempo. A partir de ahí los análisis serán muy variados y de muchos tipos en función del color político.