El descanso es una parte esencial de nuestra vida, puesto que cuanto mejor descansemos mejor estaremos para poder encarar el día a día. 

Lo ideal, según todos los estudios de expertos en la materia es dormir una media de 8 horas, pero una cosa es ponernos a dormir y otra es tener un descanso profundo y correcto, y ahí es donde entran otros muchos factores en juego. 

Desde seguir una serie de rutinas previas al momento del sueño, como cenar con el tiempo suficiente para no estar a medias de la digestión en el momento de meternos en la cama o al menos una hora antes de irnos a dormir evitar cualquier estímulo como podría ser la televisión o el uso de dispositivos móviles. 

Otro factor importante es tener un ambiente tranquilo en la habitación, una temperatura agradable y una iluminación tenue que nos invite al descanso

Todo esto, deberemos completarlo con una cama y colchón cómodos además de tener un dormitorio que tenga la capacidad de relajarnos y que nos sea agradable, es por eso que la compra de todos los elementos que componen las habitaciones cumplen un papel fundamental a la hora de que podamos descansar plácidamente durante cada noche. 

El lugar de descanso de tus hijos

Las habitaciones que más van cambiando conforme pasan los años son las de nuestros hijos, si bien empezamos por comprar una cuna o moisés para que duerman cerca nuestro y muebles accesorios como cambiadores, pasados apenas unos años deberemos irla modificando para adaptarla a las nuevas necesidades que vayan surgiendo

En el mercado existen tiendas de dormitorios juveniles especializadas en este tipo de cuartos con muebles evolutivos o la posibilidad de comprar distintos elementos para irla adaptando a cada momento vital. 

No debemos olvidar que las habitaciones juveniles, además de ser un lugar para el descanso serán un lugar donde nuestros hijos trabajen, estudien, seguramente sociabilicen a través de las redes sociales con sus amigos o pasen buenos momentos cuando alguno de ellos se quede a dormir en casa. 

Es por estos motivos que tendremos que buscar un mobiliario que tenga la capacidad de ofrecer todo este tipo de opciones de elementos como camas, camas supletorias, escritorios, armarios, estanterías, mesitas, sillas para el estudio, etc. 

Las últimas tendencias en cuanto a mobiliario para los pequeños y jóvenes de la familia invitan a escoger formas sinuosas, que sean agradables, pero sobre todo prima que sea un mobiliario funcional y cómodo, en colores y materiales fáciles de combinar con otros elementos decorativos del espacio como puede ser el textil hogar. 

Un mobiliario que además se vaya adaptando a las distintas facetas de su vida y que sea polivalente independientemente de la edad que tenga. 

Ahorro de espacio

Uno de los principales problemas que nos encontramos en todas las casas es la falta de espacio para que todos los miembros de la familia tengan su lugar de intimidad y comodidad sin renunciar a nada. 

Pero este problema de espacio, gracias a las novedades introducidas en el sector de la decoración y mobiliario podemos solventarlas optando por muebles versátiles como son las camas abatibles, una gran revolución para los hogares pequeños o para los amantes de que visualmente se mantenga un orden. 

Con este tipo de camas optimizaremos el espacio de las habitaciones pudiendo tener en un mismo frontal todos los elementos de mobiliario que podemos necesitar, estando especialmente aconsejadas para los más jóvenes de la casa que precisan espacio extra para jugar o estudiar. 

Podemos encontrar desde diseños de camas individuales a camas de matrimonio pasando por literas e incluso existiendo opciones para dormitorios dobles, que siempre permanecerán recogidos y limpios ofreciendo una imagen minimalista y funcional totalmente adaptado a nuestras necesidades. 

En los últimos años, este tipo de camas también se han convertido en la mejor opción para pisos de un único ambiente, pudiendo optar por una cama de este estilo y mantenerlo todo recogido después de su uso. 

Un dormitorio evolutivo

Las nuevas tendencias educativas para los pequeños de la casa también han marcado sus espacios de descanso en los últimos años, como es la pedagogía Montessori en la que premia que los pequeños de la casa convivan con un mobiliario a su altura como las camas Montessori. 

Este tipo de camas estar a ras de suelo, lo que permite que no tengan miedo a poderse caer y que el abandonar el dormitorio paterno sea más sencillo y que sean más autónomos

Las habitaciones diseñadas con esta filosofía cuentan por norma general con otros elementos como son las torres de aprendizaje, los rincones de lectura o los muebles de higiene.

El descanso de nuestra familia debe ser algo esencial y que tener en cuenta para ir haciendo los cambios que precisemos con la intención de que en todo momento tengan sus necesidades cubiertas.