La optimización de recursos, minimizando costes y facilitando las tareas en la empresa llega también a la impresión. Y es que los servicios gestionados de impresión crecen más de un 60% en el último año, y el sector se convierte en uno de los que están experimentando un mayor auge dentro del mundo empresarial.

¿Qué son los servicios gestionados de impresión?

Conocidos como MPS, estos servicios suponen la externalización de toda la impresión de una empresa ya sea grande o pequeña. Consiste en la implantación de todo tipo de maquinaria (impresoras, escáneres o fotocopiadoras) eficiente y del control de la seguridad de los datos que se envían a estos dispositivos.

Muchas empresas no son conscientes, al menos hasta la aparición de los servicios gestionados de impresión, del impacto de la impresión tanto en su presupuesto, como en la productividad de sus negocios. Estos MPS integran las herramientas necesarias para gestionar las impresiones, y además de ofrecer seguridad en el envío de información y datos relevantes que podrían ser interceptados por personas ajenas a la empresa.

El mercado de la gestión de la impresión crece actualmente un 2,6% anual, y factura unos 3.575 millones cada año. Lo que lo convierte en un sector muy potente en nuestro país, muy por encima de otros relacionados con la informática.

servicios gestionados de impresión

Ventajas de los servicios gestionados de impresión

El principal motivo por el que cada vez más empresas confían en los servicios gestionados de impresión es la reducción de costes. Algunas de las acciones que se pueden implementar gracias a estos sistemas es la de restricciones de impresiones a color, priorizar las impresiones a doble cara (para ahorrar en papel), o simplemente ofrecer a las empresas impresoras mucho más eficientes tanto en tinta como en gasto energético e impacto medioambiental.

Otro de los factores claves para el éxito de los servicios gestionados de impresión es la gran cantidad de oportunidades nuevas que ofrece. Gracias a la innovación ahora se pueden enviar documentos a impresión desde cualquier dispositivo, incluidos smartphone, lo que facilita el proceso de impresión y reduce el tiempo.

Además, este nuevo modelo externalizado de impresión, ha puesto en el punto de mira la seguridad en la empresa, muy descuidada hasta el momento. La seguridad en la transferencia y envío de datos mediante las impresoras, fax o escáneres que ofrecen los servicios gestionados de impresión es mucho más que recomendable para cualquier empresa.