Parece que la mayoría de empresas de todos los sectores comprenden la necesidad de Contratar una empresa de diseño web a día de hoy. Entienden que los clientes buscan información sobre casi todo en internet, antes de tomar ninguna decisión, que tener presencia digital suma puntos y que se ha convertido en algo indispensable. Sin embargo, basta dedicarle unos minutos a ver algunas de estas páginas para ver que no lo han entendido del todo bien.

La frase “no juzgues a un libro por su portada” existe porque, efectivamente, juzgamos las apariencias, y mucho. Las primeras impresiones siempre han sido importantes, pero en un mundo donde la lucha empresarial es por conseguir apenas unos segundos de nuestra atención, se vuelven vitales.

Es preferible no tener presencia en internet, que tener una presencia descuidada, porque la segunda prácticamente garantiza que el cliente forme una mala opinión de la empresa en cuanto acceda a su plataforma.

Si bien es cierto que existen múltiples herramientas muy baratas o directamente gratuitas que permiten crear páginas web, esto muchas veces no es suficiente para crear una presencia de calidad. Hace falta juntar las herramientas con las personas que las conocen a fondo para poder lograr algo que cumpla con las expectativas, y es entonces donde entran en juego las empresas de diseño como Web Instant.

Estas empresas, estos equipos, no se dedican solamente a hacer que tu sitio web sea estéticamente bonito, sino que sus funciones van mucho más allá. Ellos planifican, diseñan, implementan y se ocupan del mantenimiento de la página web.

Su trabajo incluye asegurarse de que la experiencia de los usuarios sea perfecta; que la página sea sencilla y fácil de utilizar, que los textos, imágenes y vídeos se vean bien, que los enlaces funcionen, que la vista se ajuste según se esté viendo desde un ordenador o un teléfono móvil y una larga lista de otros detalles que debe tener una buena plataforma online.

La diferencia entre contratar a un equipo de diseño web y hacerlo tú mismo o entregárselo a un empleado que sabe algo del tema, puede ser la diferencia entre que tu presencia digital sea una fuente de ingresos o una causa de que los clientes potenciales elijan los servicios de otra compañía.

Una buena empresa de diseño web analiza las necesidades de su cliente para decidir qué tipo de presencia digital necesita y qué componentes debe tener esa presencia. No es lo mismo crear la página web de una empresa antigua y conocida que trabaja a nivel nacional, que la de una que acaba de nacer y funciona solo de forma local. De la misma forma que un gimnasio, un hotel y una empresa de venta de ropa online necesitarán plataformas muy distintas.

Una vez que la página web está creada y funciona correctamente, las tareas del equipo de diseño web continúan. Ellos se encargan de realizar los cambios que sean necesarios, de solucionar cualquier tipo de problema y de actualizarla cuando sea necesario para que no quede obsoleta. Se ocupan, en general, de que el Hosting y dominio: su importancia en el diseño web evoluciona con la empresa y de que siga cumpliendo con las necesidades y las expectativas tanto de los empresarios como de los clientes

Una de las razones por las que muchas compañías prefieren no contar con un equipo de profesionales para crear su proyecto profesional, es el tema económico. Existe una creencia generalizada de que contratar estos servicios es muy caro, pero normalmente esto se debe a que el cliente no es consciente de las tareas y el trabajo que conlleva el planificar, crear y mantener una página web potente. Y es que, como ocurre con muchos productos digitales, resulta complicado para mucha gente ponerle un precio a algo intangible.

Sin embargo, cualquiera que haya intentado alguna vez crear una página web se habrá dado cuenta rápidamente de que es mucho más complicado de lo que parece, pues no se trata solo de elegir una plantilla, una paleta de colores y una fuente para el texto. Las imágenes tienen políticas de derechos de autor, los enlaces caducan con el tiempo y si no consigues que la página se encuentre de las primeras al buscar en internet, no la ve nadie. Y esto son solo algunos ejemplos de lo que puede ocurrir.

Contar con un equipo de profesionales para crear, cuidar y mantener esa página web es una forma muy potente de invertir en la propia empresa. Es entender que en el mundo actual, la presencia digital es tan importante como la física, o tal vez más, ya que la digital está expuesta a un número mucho mayor de clientes potenciales.

El mundo digital no es el mundo del futuro, es el mundo del presente, y como tal debemos adaptarnos a las demandas y tendencias, y actualizarnos para no quedarnos atrás.