El sexo telefónico es el arte de tener relaciones sexuales solo con la voz: hacer comentarios sexualmente sugerentes, preguntarle a la otra persona qué le gusta en la cama y dejarle entrar en tus fantasías sexuales son cosas que pueden dar un giro a tu vida sexual. Si quieres darle un giro a tu vida sexual, tienes acceso a los mejores teléfonos eróticos para hablar con mujeres y sentir el placer a distancia como si estuviesen a tu lado.

El sexo telefónico es más efectivo cuando es espontáneo o no planeado, cuando las dos personas están de un humor y relajadas, y cuando están seguros de que no experimentarán ninguna interrupción. Si quieres asegurarte de contactar con chicas experimentadas, en Lineaeroticax.com tendrás a tu disposición la compañera sexual para disfrutar de sexo telefónico de calidad.

La paciencia es importante al tener sexo telefónico. Así como no te apresurarías a realizar los juegos previos antes de hacer el amor, querrás tomarte tu tiempo para tener una conversación subida de tono usando solo palabras y sus voces para crear un estado de ánimo sexy e íntimo.

Tips para tener sexo telefónico de forma fluida

Una de las mejores cosas de tener sexo telefónico es que eres libre de dejar volar tu imaginación, así que no temas dejar que tu cita comparta tus pensamientos sexuales más calientes y avive tu deseo sexual. Aquí tienes una guía paso a paso para tener un buen sexo telefónico:

Crea el escenario perfecto

El sexo por teléfono es más agradable cuando te sientes cómodo y relajado. Así que baja las luces, pónte cómodo en el sofá o en la cama, apaga la televisión y asegúrate de que la habitación esté lo más silenciosa posible (Intentade no poner música porque esto puede ahogar el sonido de tu voz).

Elimina las distracciones

Cuantas menos distracciones tengas, mejor podrás concentrarte en la conversación. Apaga todas las notificaciones en tu smartphone y tablet, y no aceptes ninguna otra llamada que recibas mientras hablas con la otra persona.

Habla suavemente

Es probable que usar tu voz en el tono normal acabe por frenar la pasión y minimice el deseo sexual. Si quieres mantener la conversación animada, es mejor que bajes la voz y susurres (asegúrate de seguir siendo audible).

Habla lento

Tu pareja debería poder captar todo lo que dices, así que presta atención al ritmo de la conversación. También es difícil para ti y la otra persona sentirse relajados o excitados si habláis demasiado rápido.

Concéntrate en la otra persona

Recuerda mantener el control de la conversación y mantener el rumbo. Centra tu atención en la otra persona todo el tiempo, no hables de otros temas o personas que puedan interrumpir el tono de la conversación.

Consejos de sexo telefónico para los más tímidos

El sexo por teléfono es algo natural para algunas personas, pero si eres tímido o simplemente no sabes cómo iniciar o relajar la conversación, aquí tienes algunos consejos.

Suelta pistas

No es necesario que acceda a los detalles gráficos de inmediato. Comienza despacio, con frases como: «He estado pensando en ti» u «Ojalá estuvieras aquí conmigo». Una vez que te sientas cómodo con cómo va la conversación, puedes pasar a frases que suenen más traviesas.

Evita reírte

El sexo telefónico es muy divertido, pero no puedes tratarlo como si fuese una broma. Es tentador querer echarse a reír si la otra persona dice algo gracioso o sugiere hacer algo que te da vergüenza hacer, pero reírse, o peor aún, mostrar alguna contradicción, solo matará el deseo. En su lugar, puedes decir algo como: «Hmmm … eso suena muy exitante. Quizás podamos hablar de ello más tarde…”.

Consejos para sexo telefónico más intenso

Si quieres que tu conversación sexual suba de tono más rápido, aquí tienes algunos consejos para conseguirlo:

Tócate y acaríciate y asegúrate de que la otra persona lo sepa

Masturbarte mientras hablas con tu compañera sexual puede ayudarte a sentirse más sexy. Intenta decirle lo que estás haciendo en cada paso de la conversación; te volverá loco saber que se está complaciendo con el sonido de tu voz. Y si quieres subir aún más el otno, pregúntale exactamente dónde quieres que te toques.

Se gráfico

En lugar de insinuar cómo te sientes y cómo está reaccionando tu cuerpo, puedes dar más detalles gráficos en la conversación. Por ejemplo, en lugar de decir «Realmente me estás excitando en este momento», di: «La forma en que estás hablando me hace querer perder el control. Estoy tan excitado en este momento… desearía que estuvieras aquí para que pudiéramos hacer el amor «. Incluso puedes describir lo que estás usando; esa descripción visual ayudará a que la conversación sea aún más fluida.