Perder el teléfono móvil es algo que puede suceder con frecuencia. Además del inconveniente que supone, es algo que resulta muy estresante para muchas personas. La simple idea de perder contactos, direcciones, fotos, conversaciones y demás puede generarnos estrés y ansiedad. 

No obstante, hay medidas que podemos poner en práctica para mitigar la ansiedad y los riesgos que conlleva la pérdida del móvil. Tanto si perdemos el teléfono como si hemos sufrido el robo del mismo, aquí van una serie de recomendaciones que podemos llevar a cabo. 

¿Android o iOS?

Apple y Google cuentan con diferentes tipos de tecnología de recuperación de teléfonos perdidos. Esta tecnología se halla incorporada como parte del paquete de software original de la cuenta de cada dispositivo. Para terminales Android será nuestra cuenta de Google, mientras que para iPhones será la cuenta de iCloud. 

Esta tecnología nos permitirá bloquear y borrar de forma remota el teléfono, hacer que suene y configurar mensajes en la pantalla de bloqueo para avisar de la pérdida a la persona que encuentre el móvil. Todas estas funciones van muy bien siempre y cuando el móvil disponga de suficiente batería. 

Llamar al teléfono

El primer paso será llamar al número de nuestro teléfono. Quizás el móvil no está del todo perdido y solo estamos frente a un pequeño descuido. No obstante, si en realidad lo hemos perdido y alguien lo ha cogido, el código de acceso, el escáner de huellas digitales o cualquier otra medida de seguridad que tengamos va a impedir que la persona que tenga el teléfono descuelgue. 

Pero si nuestro teléfono da señal, al menos es una noticia alentadora. Sobre todo porque lo primero que suele hacer un ladrón al robar un teléfono es apagarlo. 

Rastrear el teléfono

Hay muchas herramientas muy útiles para rastrear celu. Este sistema nos permite rastrear el teléfono de forma 100% anónima. Una técnica avanzada de geolocalización para localizar cualquier móvil desde cualquier parte del mundo sin registros ni compromisos previos de ningún tipo. 

Este sistema de rastreo del móvil es totalmente gratuito. Para ello, debemos tener activado el GPS del teléfono a encontrar y escribir el número a localizar. Tras esto, solo tenemos que esperar a que el sistema de geolocalización haga la búsqueda y nos ofrezca el resultado. 

Los teléfonos Android e iOS disponen de herramientas de seguimiento integradas que permiten ubicar el móvil a través del GPS. Estas herramientas se activan de manera predeterminada en la mayoría de los teléfonos. 

A su vez, hay aplicaciones que nos permiten ver la ubicación del teléfono en un mapa, bloquearlo de forma remota y borrar todos los datos personales. Pero, para ello, necesitaremos que el móvil esté encendido. Si el teléfono está apagado, solo veremos la última ubicación conocida, aunque sí que el terminal se bloqueará y se borrarán los datos cuando vuelva a encenderse. 

Mostrar un mensaje de ”perdido” en la pantalla de bloqueo

Diversas aplicaciones móviles poseen la función de poder mostrar un mensaje de “teléfono perdido” y un número de contacto en la pantalla de bloqueo. Esta función se halla en el Modo Perdido de iPhone y en el modo Dispositivo Seguro de Android. Con estas herramientas, se puede elegir un mensaje y un número de contacto que se mostrará automáticamente en la pantalla de bloqueo del teléfono perdido. 

Este es uno de los procedimientos más efectivos para poder recuperar un teléfono perdido. Si el móvil está protegido con una clave de acceso u otra medida de seguridad y no muestra este mensaje en la pantalla de bloqueo, es muy difícil que lo podamos recuperar. Pero los teléfonos perdidos que muestran un número de contacto en la pantalla de bloqueo tienen tres veces más posibilidades de ser devueltos a sus propietarios. 

Llamar a nuestro operador y a la policía

Nada más perder nuestro teléfono móvil, podemos ponernos en contacto con el operador para bloquear el terminal. A partir de ese momento, el móvil no se podrá usar en la red ya que no dispondrá de línea. 

Ponerse en contacto con la policía no siempre garantiza que podamos recuperar el teléfono. Sin embargo, es muy probable que necesitemos un informe policial si el teléfono tiene seguro y queremos reclamar su pérdida o el robo. 

Cambiar las contraseñas

Tras bloquear el dispositivo y borrar todos los datos que hay en él, debemos cambiar todas las contraseñas. Entre ellas las de la banca en línea, el correo electrónico, las redes sociales y las que utilicemos en los distintos lugares de compras en internet. 

En muchos casos, perder el teléfono móvil suele ser más preocupante que perder la cartera o las llaves de casa. Esto se debe a que, además de su valor monetario, el teléfono contiene mucha información privada que en manos de un extraño puede resultar perjudicial. 

Sin embargo, cada día se pierden millones de teléfonos móviles en todo el mundo. Si se desea recuperar, habrá que seguir algunas de las recomendaciones anteriores.