Si vas a comprarte un equipo de pesca submarina, seguramente te invadan ciertas dudas. Se trata de una inversión más o menos notable, por lo que seguir unas recomendaciones te vendrá de lujo. Recuerda que lo mejor es siempre confiar en un buen profesional que te asesore, pues la pesca submarina tiene muchas variantes, sobre todo dependiendo de la zona donde se practique. Una buena tienda de pesca submarina es esencial para que todo salga a pedir de boca.

Una de las primeras cosas que debemos conseguir en nuestra compra es un traje de neopreno. Para ahorrar, puedes intentar conseguir trajes de buceo baratos, pero recuerda no comprarlo muy pequeño para no ir incómodo, ni tampoco muy grande, ya que estaría entrando agua dentro constantemente, por lo que es fundamental que el traje te ajuste bien. En cuanto al grosor del mismo dependerá del agua, cuanta más fría más grosor necesitarás. En aguas cálidas como las del Mediterráneo será suficiente con 3 mm, en cambio en el Atlántico necesitarás 7mm sobre todo en invierno.

Otra de las cuestiones básica que tienes que conseguir para tu equipo son los fusiles para pesca submarina. Esta es una de las cuestiones más difíciles, pero con unos buenos profesionales que te aconsejen, seguro que encuentras el adecuado. Para elegir el fusil se deberá tener en cuenta el tipo de pesca que queremos practicar. Hay fusiles más cortos y más largos, normalmente lo largos tienen más potencia y los cortos se suelen utilizar para pescar en agujeros. Si acabas de empezar te recomendamos uno de 75 cm, que resultará más manejable y podremos valorar luego si necesitamos otro fusil. Además, normalmente se suelen llevar dos fusiles, uno en la mano y otro en la boya.

También deberemos prestar atención a las gafas y a las aletas, que, aunque parezcan artículos de menor importancia, van a poder hacer que nos sintamos más o menos cómodos, cuestión fundamental para realizar cualquier deporte. En cuanto a las gafas lo mejor es que compres unas de silicona para que se adapten mejor a la forma de nuestra cara, al igual que el tubo para respirar. Por su parte, por lo que respecta a las aletas, lo mejor es que elijamos las aletas largas que nos permitirán avanzar con mayor rapidez. Si bien es cierto que requerirán mejor forma física, en cuanto nos acostumbremos serán la mejor opción.