Por iniciativa de En Marea, el pasado jueves la comisión de Fomento del Congreso, aprobó por unanimidad una propuesta no legislativa negociada con los sectores populares y socialistas, que insta al Gobierno central de aumentar las frecuencias del eje Atlántico A Coruña-Santiago-Vigo y promover la salida sur de ferrocarril de Vigo.

La diputada de En Marea, Alexandra Fernández, explicó las tres demandas fundamentales de la propuesta de no ley.

La primera es la mejora de las frecuencias del Eje Atlántico, la segunda es la prolongación del Eje a Portugal, donde el Gobierno portugués se ha pronunciado recientemente para ampliarlo, y por último, la petición de que el sistema de seguridad vial ERTMS sea implantado lo antes posible.

Fernández explicó que el Eje Atlántico está aislado en Vigo, cuando debería ser un eje de movilidad con Portugal, y ha denunciado “el boicot a su extensión” debido a que el Estado español “sigue promoviendo un modelo de las infraestructuras de la España borbónica y radial que beneficia la centralidad, con inversiones en Madrid”.

Por su parte, el gobierno portugués muestra su interés en la ejecución española, inclusive ya tiene una empresa privada interesada en servir entre la línea A Coruña y Oporto. Sin embargo, su concreción aún está lejos de ser una realidad.

El Congreso aprueba unánimemente la propuesta de mejorar el servicio del  eje atlántico

En la propuesta se plantea que los trenes entre Vigo y Portugal no tengan que volver a Redondela y que tengan una conexión directa a través del túnel de la salida sur y así evitar su paso conflictivo por el centro de Porriño.

En materia de frecuencias, la diputada enfatizó que la base de esta infraestructura debería ser la estructuración y la cohesión del territorio. Mostró que hay una escasez de servicios importantes al mover un gran volumen de viajeros.

Solo en 2017 tenía una ocupación de más de 3.6 millones de pasajeros “pero aún tiene horarios muy largos, de casi dos horas”. Por ese motivo solicitan cadencias similares a las de un tren de cercanías y que se adapte a las necesidades de la población.

“Cuantas más frecuencias, más usuarios habrá”

En cuanto a la tercera de las demandas hechas por En Marea, el funcionamiento del ERTMS en el Eje, tiene un retraso significativo ya que tenía que estar listo en 2017.

Actualmente se usa el sistema ASFA convencional que controla la velocidad de los trenes en  algunos tramos específicos, mientras con el ERSMS se supervisará la conducción constantemente y permitirá una mayor velocidad de circulación.