Con Estados Unidos fuera del tratado comercial con el Pacífico, que es conocido por sus siglas inglesas, TPP, el mercado  internacional tiene nuevas regla y se tienen que reubicar el resto de países, lo que parece que le ha dado fuerza a la potencia que es China. Como el presidente Trump no quiere acceso preferente a su país o a su inversión, ahora se buscan alternativas para este mercado y un pacto que pueda ayudar.

Los países buscan una salida al proteccionismo de Trump

Con el TPP fuera de discusión, hay países como Vietnam o Malasia que dejan de beneficiarse de la reducción de tarifas en bloque que ofrecía y salen muy perjudicados. Otros como Singpur pierden parte de su actividad económica en el comercio internacional.

Japón también parece muy afectado por el mismo, ya que el primer ministro Shinzo Abe, que ha invertido mucho capital político para reavivar la economía de su país, sufrirá un gran golpe. Y, por supuesto, China, que aunque parece la gran vencedora de esta retira de EE. UU. también sufrirá.

Ahora lo que se busca es un nuevo pacto a nivel mundial, y parece ser que hay dos opciones claras:  un TPP menos intenso, ya que Estados Unidos está fuerza, aunque con China y con otros grandes países asiáticos puede ser muy interesante, o que se realicen medidas como las planteadas desde Pekín, como una Asociación Económica Integran Regional.

Frente a estas dos opciones hay varias facciones. Países como Japón, Nueva Zelanda o Australia, tienen claro que prefieren un nuevo TPP, algunos con la esperanza de hacer cambiar de opinión a Trump. Y otros como China, la gran beneficiada, intentan tomar otra serie de medidas distintas que le son más beneficiosa, como las que desarrolló en el foro de Davos hace unos pocos días.