Constituyen la solución ideal para empresas de pequeño y mediano tamaño

Tanto para mantener comunicación con los clientes como para uso interno, las centralitas virtuales se han convertido en los últimos años en complemento indispensable de una gran variedad de empresas. La función que desempeñan es fundamental y tienen numerosas ventajas frente a las centralitas convencionales

El concepto de centralita virtual es cada vez más conocido pero todavía hay personas que no están familiarizados con él y desconocen las múltiples aplicaciones que ofrece esta solución de comunicación. La centralita virtual consiste en un sistema de telefonía que funciona a través de IP y permite disponer en una empresa de diversas extensiones telefónicas y puestos. IP son las siglas de Internet Protocol: esta clase de tecnología, frente a la telefonía tradicional, funciona mediante la transmisión de datos por Internet y se caracteriza por una gran calidad de sonido y facilidad de uso. Los protocolos IP de comunicación digital permiten transmitir tanto voz como datos o vídeo, integrándolos en una misma red, y ya es la tecnología del presente, relegando pronto al olvido a la comunicación analógica que imperó durante décadas en la telefonía.

La centralita virtual permite gestionar todas las comunicaciones telefónicas de una empresa sin necesidad de una instalación física. Gracias a esta tecnología es posible tanto atender varias llamadas de forma simultánea como asignar a cada trabajador una línea propia o transferir llamadas, entre otras utilidades.

Ventajas de la centralita virtual

Las ventajas que ofrece la centralita virtual son muy diversas y explican por qué su uso cada vez está más extendido:

  • Supone un importante ahorro. En particular, para empresas que están empezando o aquellas de pequeño o mediano tamaño que no pueden hacer grandes inversiones, contratar una centralita virtual supone un gran ahorro, evitando invertir en nuevos equipamientos.
  • Mantenimiento simple.  Al no requerir de una centralita física, el mantenimiento también es muy sencillo. Con las centralitas virtuales se acabaron los complicados montajes de cables y las averías frecuentes.
  • Ubicación de las extensiones.  Al no depender de un sistema de cableado, las centralitas virtuales permiten emplazar las extensiones en los lugares que el usuario necesite: en diferentes oficinas e incluso en distintos países.
  • Movilidad. Acceder a la centralita virtual desde cualquier punto tampoco supone un problema, gracias al uso de Internet. De este modo, el usuario puede conectarse a la centralita para verificar mensajes o hacer llamadas desde cualquier punto del planeta con conexión a la red.
  • Fax.  Aunque el uso del fax se ha visto reducido considerablemente, todavía hay empresas que lo emplean para determinadas comunicaciones. Si es el caso de tu empresa, no debes preocuparte pues la centralita virtual también permite enviar faxes por Internet.
  • Cola de espera.  Se trata de otra ventaja muy interesante de las centralitas virtuales. Si un cliente llama a una empresa y todas las líneas o trabajadores están ocupados y no pueden atender dicha llamada, pasa a una cola de espera hasta que puede redireccionarse a algún teléfono libre.
  • Elegir numeraciones. Otra funcionalidad que añade más valor a esta tecnología de comunicación: el usuario puede seleccionar numeraciones nacionales o internacionales para sus números de teléfono. Dicha opción es muy práctica para empresas con múltiples sedes y presencia en países extranjeros.

Centralita virtual de Neotel

Una de las centralitas virtuales más eficientes y con mayor demanda en la actualidad en nuestro país es la centralita virtual VOIP de Neotel. Este sistema ofrece un gran número de opciones y algunas de las condiciones más ventajosas del mercado.

La centralita virtual de Neotel proporciona gestión online de las comunicaciones sin necesidad de inversión por parte de los usuarios ni compromiso de permanencia. Algunas de las funciones avanzadas que el cliente puede elegir son:

  • Grabación de llamadas. Pueden ser almacenadas desde cualquier número o extensión de la empresa por un período de dos meses y de forma automática.
  • Estadísticas de llamadas entrantes. Para aquellos que necesiten un control más exhaustivo de las llamadas que reciben, la centralita virtual de Neotel ofrece el número de llamadas que han entrado en cola en un período determinado, los tiempos de espera antes de ser atendida, tiempos totales de llamadas y de conversación.
  • Conferencias.  Las nuevas tecnologías hacen posible que las reuniones en empresas entre colegas o con clientes no necesiten ya de desplazamiento físico a un mismo lugar por parte de sus participantes. Con la centralita virtual de Neotel los integrantes de una reunión acordada previamente llaman a un mismo número protegido con clave, al que sólo ellos pueden acceder.
  • Encuestas.  Son cada vez más comunes para verificar la satisfacción de los clientes en la atención de una llamada telefónica. Son empleadas, sobre todo, por empresas de gran tamaño pero poco a poco empieza a popularizarse su uso por otras compañías de menor tamaño. La centralita virtual de Neotel permite  efectuar tantas encuestas como desee y transferirlas de forma selectiva a determinados clientes.