Se disparan los rumores sobre la continuidad de Sergio Álvarez que podría estar ante su último curso en Vigo y dejando paso paso a Rubén Blanco. Así puede desprenderse ante la decisión de Unzué de dar una oportunidad de oro al joven portero durante el último partido ante el Éibar, decisión que se ha mantenido durante tres partidos en una semana.

Portero del Celta

Ante esta decisión de dejar en la sombra “O Gato” el técnico ha ido dando la excusa de que esta decisión viene motivada en su estrategia de permitir dar descanso a los jugadores de la plantilla por medio de un sistema de rotaciones.  Pero es que hoy lunes 16 de octubre el Celta regresa a la competición jugando contra Las Palmas y Rubén Blanco parece que será el guardameta elegido nuevamente para defender la portería. Si esto se confirma parece que se confirma que el Celta inicia un cambio de tendencia que podría ver despedir a Sergio Álvarez, de 31 años, de la formación.

Así estaremos atentos a las novedades que ofrece el partido de la jornada de hoy con un once marcado por las lesiones, “Tucu” Hernández se encuentra todavía de baja tras el sobreesfuerzo al que se vió sometido al jugar con la selección de su país y todavía tiene pendiente que los servicios médicos del club puedan evaluar su estado físico por lo que  ni está ni se le espera para jugar este importante encuentro.

Las apuestas no pueden estar más disputadas como puede verse en 888Sport, el popular portal de apuestas deportivas en online. Con sólo ocho puntos en su casillero y con muchas dudas en su parcela defensiva hay que añadir que el técnico tampoco podrá contar con Hugo Mallo y Facundo Roncaglia en la defensa y para complicar más la situación, en ataque, el navarro tampoco podrá alinear a Maxi Gómez.

Ante esta situación Juan Carlos Unzué se encuentra ante un partido decisivo en donde sólo podrá contar con 15 hombres para 10 puestos por lo que parece claro que el juego será muy defensivo en búsqueda de la gran oportunidad de ataque que permita al equipo alzarse con la victoria.

Si Rubén Blanco cumple y es capaz de encajar los intentos de gol de las Palmas. ¿Estaremos ante el cambio de tendencia decisivo que requiere el Celta para romper su particular “meigallo”?