Cierto es que en la inmensa mayoría de las ocasiones, el fútbol eclipsa todo lo que tiene que ver con otros deportes. Sin embargo, este fin de semana, a pesar de haber partidos muy importantes dentro del deporte rey, esto no ha sido así de ninguna de las maneras. Más que nada porque dos de los mejores deportistas españoles de todos los tiempos continúan haciendo historia dentro de sus respectivas disciplinas.

Ambos siguen cosechando grandes triunfos

En esta ocasión vamos a comenzar hablando de Carolina Marín. Una jugadora que ha demostrado que un deporte en el que solo había hueco para las asiáticas, es perfectamente asequible. Y es que se ha proclamado por tercera vez en lo que va de su carrera campeona de Europa. Un hito que no está al alcance de todo el mundo y que ha conseguido incluso de manera holgada. Y es que, hay que admitirlo, de un tiempo a esta parte, solo algunas jugadoras asiáticas son capaces de derrotarla en la pista.

Por otro lado, como no podía ser de otro modo, todos celebramos que Rafael Nadal vuelva por sus fueros. Tras perder dos finales consecutivas contra Roger Federer, eran muchos los que pensaban que el de Manacor podía terminar con la moral por los suelos. Sin embargo, lejos de eso se ha levantado, ha seguido compitiendo y ha terminado por dar un puñetazo en la mesa tras adjudicarse el Masters 1.000 de Montecarlo y su décimo Conde de Godó. Una marca única dentro del mundo del tenis que no hace otra cosa que confirmar el buen momento del tenista balear.

Dos deportistas que seguramente en lo que resta de 2017 darán de nuevo mucho de qué hablar en sus respectivos deportes ya que disciplina, preparación y ganas no les falta en ninguno de los casos. Esperaremos acontecimientos.