La directiva de Carcamáns, la peña del Celta de Vigo de A Illa, hace exactamente siete años tuvo la extraña idea de cruzar las tres Rías Baixas para observar un partido en Balaídos. A pesar que hubo mar de fondo la hazaña se repitió el año 2018 y ni la niebla hizo mella en su alma aventurera.

Este sábado 24 de agosto piensa hacerlo nuevamente creando un puente marítimo que unirá a Balaídos con el celtismo de A Illa.

La peña celtista Carcamáns realizará nuevamente la travesía en catamarán desde A Illa hasta Vigo con la finalidad de disfrutar del choque entre el Valencia y el Celta. En este nuevo viaje únicamente viajarán 200 hinchas del Celta; es la capacidad que tiene el Gran Cormorán Jet, catamarán con base en Vilanova que atravesará tres de las rutas conocidas como Rías Baixas.

Los que desean participar en la tercera travesía a Vigo sólo tienen que apuntarse en la Taberna dos Baláns, aunque tendrán preferencia los peñistas y abonados pertenecientes a Carcamáns. El coste es de €10 euros para los menores de edad y 20 euros para los adultos.

Además durante el trayecto podrán degustar mejillones de la ría de Arousa y contemplar su paisaje; junto con el de Ons, Cíes, Sálvora y Costa da Vela. Finalmente asistirán al partido entre el Celta y el Valencia. Belermo Dios, presidente de la entidad reconoció que este viaje es espectacular y por ello ha gustado mucho sobre todo en los celtas, por eso lo volverán hacer.

El barco zarpará a las 14.00 horas del sábado 24 desde el muelle de O Xufre y está previsto que arribe a Vigo sobre las 17.00 horas. Allí los viajeros serán trasladados en autobús hasta Balaídos. Las condiciones meteorológicas señalan que el viaje no tendrá contratiempos a diferencia de 2012 y 2018.

Como se recordará el primer recorrido se hizo el 22 de septiembre de 2012 para ir a ver el partido entre el Getafe y el Celta donde este último ganó. Aquel periplo estuvo marcado por el fuerte oleaje y el viento que causó molestias en los pasajeros y quienes tuvieron que recurrir a la biodramina para soportar tres horas de navegación y no marear o vomitar en el trayecto.

Seis años después se repitió la experiencia, presenciarían el encuentro contra el Valladolid. Una densa niebla opacó el viaje desde el puerto de OXufre hasta la ría de Vigo. Por fortuna ganaría el Celta.

La peña isleña aún continúa siendo la fanaticada más numerosa del celtismo, son más de 700 socios, en su mayoría habitantes del municipio isleño pero también de Caldas, O Salnés, Pontevedra y Vigo quienes desde ya optan por su pasaje.