Elegir una tarifa adecuada a nuestro consumo de luz y gas es posiblemente el primer paso que todo consumidor debe seguir para pagar menos en la factura. Cuando se trata de elegir la mejor opción es muy probable que tengamos que estar pasando mucho tiempo comparando entre las diferentes opciones.

Desde hace apenas dos años la compañía Podo ha logrado simplificar este proceso ofreciendo un servicio de calidad a sus clientes con el que poder ahorrar desde la primera factura. Tal y como podemos ver en la web www.mipodo.com, esta compañía se caracteriza principalmente por unos precios bajos y una transparencia y sencillez que otras eléctricas no tienen.

Fundada en el 2016, Podo ha revolucionado el sector energético con sus tarifas personalizadas. El ahorro es posible desde la primera factura, de ahí que se haya convertido en una de las mejores alternativas dentro del mercado. ¿Por qué no cambiar entonces de compañía y empezar a ahorrar con Podo?

Por qué cambiar de compañía y elegir Podo

El simple hecho de cambiarse a Podo apenas le llevará al cliente unos minutos. Al acceder a la web tendremos la posibilidad de disponer de una tarifa personalizada a las necesidades de cada uno. Las típicas dificultades que nos solemos encontrar para cambiar de compañía no existen con Podo.

Lo cierto es que en los últimos años la electricidad y el consumo energético están evolucionando tanto en España que ya no resulta extraño cambiar de compañía eléctrica. Lo curioso de todo esto es que la gran mayoría de clientes ignora que puede cambiar de comercializadora de electricidad.

Podo apuesta por la sencillez y la transparencia

Pero, a pesar de todo, cambiar los hábitos del consumo energético en nuestro país puede ser muy fácil. Podo, precisamente, es una nueva compañía eléctrica que aparece como alternativa a las compañías tradicionales. Una empresa que desde el primer momento ofrece al usuario toda la información que este necesita para tomar la mejor decisión teniendo en cuenta sus intereses y su consumo energético.

Con Podo, además, se acaban las facturas de la luz y el gas que nadie comprende o una oferta de productos compleja. A través de sus tarifas, el gasto de cada cliente se ajustará exactamente a lo que se consume. Y el desglose de precios será muy detallado para que la factura sea de lectura fácil.

Cómo cambiarnos de compañía y contratar Podo

Cambiarnos desde nuestra actual compañía eléctrica a Podo es muy sencillo y rápido. Se acabaron los problemas de gestiones y papeleos, ya que de todo ello se encarga la propia compañía. Y sin que durante estas gestiones tengamos cortes o fallos en el suministro eléctrico del hogar o el negocio.

Lo primero que tenemos que hacer es acceder a la web de Podo. Una vez allí, tenemos que calcular nuestra oferta personalizada introduciendo una serie de datos. A partir de una serie de algoritmos propios, Podo calcula nuestra tarifa y nos brinda la posibilidad de decidirnos entre una serie de tarifas ajustadas perfectamente a nuestras necesidades.

La web necesitará la dirección exacta para ofrecer al cliente una oferta ajustada a su consumo. En caso de no ver la dirección en la web, se puede subir a Podo una factura de la actual compañía eléctrica del cliente. Otra opción además de la calculadora eléctrica es realizar la contratación de manera telefónica.

El cambio, como acabamos de decir, no supondrá ningún corte de luz. El cliente dispondrá de una cuenta personal en la que podrá hacer un seguimiento de su consumo mensual. A diferencia de las eléctricas convencionales, con Podo podremos saber en todo momento el gasto acumulado de energía que llevamos al día.

Cuánto puede costar cambiar de una compañía a otra

El gasto de cambiar de una compañía a otra es variable y dependerá de una serie de factores:

  • Cambio sin modificaciones: si al cambiar de una compañía a otra no hay modificaciones en la potencia contratada o en el tipo de producto, el cambio no implicará costes adicionales
  • Alta de un punto de suministro: en este apartado hay una serie de conceptos que implican costes y que son los derechos de extensión, el enganche y el acceso; lo ideal en este caso sería llamar a Podo para consultar el caso particular de cada uno
  • Cambio de tarifa: si al cambiar de compañía eléctrica se modifica la tarifa, el coste será de 9,04 euros
  • Modificación de potencia: reducir la potencia contratada tiene un coste de 9,04 euros, mientras que si se aumenta dependerá de la potencia solicitada

En definitiva, si apostamos por Podo tendremos un mayor control de nuestro consumo y una transparencia en todos los servicios que le pondrá al cliente las cosas más fáciles. Una propuesta sencilla e innovadora con una gran cantidad de soluciones eléctricas tanto para el hogar como para el negocio.