Centenares de miles de personas acudieron a las citas, marchas y huelgas feministas celebradas en toda España, en protesta contra la desigualdad y discriminación de género.

En las calles de las principales ciudades de España, como Madrid, y Barcelona, de todas las edades desde niñas hasta las abuelas, alzaron su voz reclamando el final de la violencia de género, discriminación laboral y salarial, la falta de responsabilidad compartida y de justicia social.

Es importante destacar que en España la tasa de empleo de las mujeres es aproximadamente un 12% menor que el de los hombres y el salario percibido es de un 14,2% inferior por realizar el mismo trabajo de los hombres. Igualmente, existe casi un 20% de féminas que tienen impedimentos para trabajar, entre otras razones por ser madres y por dedicar más el tiempo a las tareas domésticas que los hombres.

En la protesta también se incluye la labor de muchas mujeres en una circunstancia de cuidadoras de niños y ancianos que en la mayoría de los casos es exclusiva.

manifestación y convocatoria de huelga general feminista

El movimiento feminista junto al apoyo sindical y movimientos sociales, culturales y políticos, ha convocado por primera vez una huelga general y paro oficial feminista, con más de doscientas actos y movilizaciones preparadas en las capitales de provincia. La mayoría de los participantes de esta manifestación histórica, utilizaron el color morado para iluminar las calles de Madrid y la Plaza España. Entre pancartas, pelucas, globos, lazos y vestimenta morada, cantaba y coreaban “No quiero tu piropo, quiero tu respeto” “Si nosotras paramos, se para el mundo”. Incluso se observaron hombres que mostraron su apoyo y representantes políticos marchando en horas de la tarde por el centro de Madrid.

Hace semanas atrás, el PP argumentó que la huelga general era frívola, insolidaria y elitista, descalificando la protesta feminista, por lo que muchas mujeres molestan pedían sacar al PP de Moncloa y gritaban que iban a quemar la Conferencia Episcopal por machista y patriarcal.

Mientras tanto en Barcelona, la manifestación se ha celebrado en un ambiente festivo y se ha tenido que iniciar antes de lo previsto porque en el punto de llegada, específicamente en la Plaza Catalunya, estaban inmensamente llenas de centenares de personas, a través de consignas le exigían irónicamente a los hombres, con el uso del nombre de Manolo, “Manolo, hoy te haces la cena tú solo” ” Queremos el sueldo de Manolo”.

Las manifestaciones iniciales de este 8M han ocasionado retrasos en los principales accesos a la capital de Cataluña, como la Avenida Meridiana, la Gran Vía y la Diagonal. Las interrupciones comenzaron desde las 7 de la mañana.