Según un informe elaborado por Fernando Reinares y Carola García Calvo, expertos del programa de terrorismo del Real Instituto Elcano de Madrid, basado en documentos y entrevistas a investigadores de los Mossos d’Esquadra y policía catalana, la Guardia Civil, el Centro Nacional de Inteligencia, el Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y Crimen Organizado (CITCO) y la fiscalía de la Audiencia Nacional, indicaron que el comando de operaciones del Estado Islámico (ISIS) diseñó un plan de atentados en la Unión Europea en el año 2015, producto de los bombardeos de la coalición internacional, eligieron a la ciudad de Barcelona como primer objetivo en la cadena de atentados a gran escala.

El informe publicado en la revista CTC Sentinel de la Academia Militar en Antiterrorismo de West Point, en EE.UU, relata que anteriormente a los atentados llevados a cabo en París el 13 de noviembre de 2017, en el concierto de la banda de Rock Eagles of death Metral, los terroristas tenían previsto perpetrar un ataque similar en Barcelona en el mes de septiembre de 2015, por parte del marroquí Abdeljalil Ait el-Kaid.

En los preparativos del atentado frustrado, Abdeljalil Ait el-Kaid quien residía en el sureste de España se unió a ISIS en el año 2014, tenía la misión de ejecutar atentados en Barcelona, por tal motivo viajó a Siria a un campamento del Estado Islámico para recibir entrenamiento en el manejo de explosivos y al regresar a España fue arrestado el 22 de junio de 2015 en Varsovia, Polonia, gracias al aviso de la Guardia Civil española.

El Estado Islámico afirmó que los ataques en España fueron contra cruzados y judíos

Actualmente El-Kaid se encuentra detenido en España

Señala el informe, que el atentado con el que iban a atacar a Barcelona sería similar a los ataques de París, con rifles Kalashnikov y bombas en áreas muy concurridas como salas de conciertos, restaurantes y eventos deportivos.

Reinares y García-Calvo concluyen en su informe que no existe vinculación alguna entre los atentados cometidos por los terroristas en la Rambla de Barcelona y Cambrils en agosto de 2017 y la célula que pretendía atentar en Barcelona en septiembre del mismo año, Reinares añade que “no hay ninguna evidencia de que la célula de Barcelona estuviese en contacto con la unidad de ciberentrenamiento del Estado Islámico en Siria, Irak o cualquier otro sitio”, la experta García Calvo señala que “la naturaleza exacta de la relación entre la célula de Ripoll y el Estado Islámico sigue sin estar clara”.

Los investigadores a su vez destacan que parte del problema que impidió la detección temprana de la célula dirigida por Abdelbaki Es Satty en Ripoll, se debió a la falta de comunicación y coordinación entre los cuerpos de seguridad en Cataluña.