Tanto Vigo como el resto de Galicia y España se encontraron confinadas durante un largo período. De hecho, existe la posibilidad de que próximamente el Gobierno se vea obligado a aplicar otro Estado de Alarma con las negativas consecuencias que ello acarrea. El objetivo es claro: contener una pandemia que afecta con especial letalidad a las personas de edad avanzada y aquellas que sufren patologías previas.

Debido a tener que pasar tanto tiempo en las viviendas de cada uno, son numerosos los cambios que se han producido en las mismas. Y es que el aburrimiento se terminó apoderando de las parejas y matrimonios, viéndose obligados a pasar a la acción para poner remedio a una situación bastante angustiosa.

Innovar en la cama

El aumento del sexo por parte de las Españolas Follando se ha traducido en descubrir todo un mundo de nuevas sensaciones. Nuestro país suele caracterizarse por albergar en él a individuos que no suelen pasar del misionero y de otras prácticas bastante tradicionales sobre todo en lo que a posturas y tabúes se refiere.

Al disponer de tanto tiempo libre se convirtió en fundamental el hecho de que cada día fuese distinto para no caer en la monotonía en pareja. Conviene destacar que durante la cuarentena muchas parejas que no experimentaron en la cama acabaron viéndose sumidas en una vida rutinaria que incluso les llevó a la separación.

Todo lo contrario sucedió con aquellas relaciones que supieron aprovechar el momento en el ámbito más íntimo. ¿Cómo lo hicieron? Básicamente innovando en la cama.

Los métodos a poner en práctica fueron muy diversos. Un claro ejemplo es el de grabarse en vídeo mientras ambos miembros de la pareja realizaban toda clase de posturas.

Aquellas más aventureras incluso han optado por publicar los contenidos multimedia con tal de compartirlos con los portales online más calientes de la red. Sin embargo, en la mayoría de casos dichos vídeos tan subidos de tono permanecen a buen recaudo en los dispositivos móviles de los susodichos. 

No ha sido la única manera de innovar que encontraron las parejas viguesas. Precisamente hablando de vídeos llega el momento de abordar otro método que cada vez adquiere más popularidad en nuestro país.

Concretamente nos referimos a visualizar un vídeo de Internet en el que salen dos personas –e incluso más– realizando ciertas acciones en la cama. Dos objetivos son los que pretenden conseguirse con ello. El primero evidentemente es el de lograr que la temperatura en el dormitorio vaya incrementándose poco a poco, aumentando el deseo que ambos individuos se tienen mutuamente.

Por otra parte, el segundo objetivo se resume en tratar de imitar las prácticas sexuales que tienen lugar en el vídeo. Son numerosas las ocasiones en las que una pareja, a pesar de pretender innovar, no tiene ideas debido a la falta de experiencia o creatividad. Este contratiempo se soluciona fácilmente con la visualización de contenidos eróticos.

La clave consiste en acordar que absolutamente todo lo que haga tanto él como ella será reproducido fielmente en la realidad. Incluso si las prácticas inicialmente no son del agrado de alguno de los dos e incluso de ambos se tira adelante con tal de romper barreras y acabar de lleno con la monotonía. Precisamente gracias a ello muchas parejas han descubierto nuevas prácticas que ahora les encantan. 

Juguetes eróticos

Precisamente hablando de nuevas prácticas que han pasado a ser bastante populares, una de las más recurrentes guarda relación con los juguetes eróticos. El principal motivo del incremento de las ventas tiene que ver con la imposibilidad de realizar compras físicas en determinados comercios.

Durante un largo período de tiempo solo permanecieron abiertos supermercados y otras instalaciones básicas como las farmacias. Así pues, los vigueses se vieron obligados a recurrir a las tiendas online. Al buscar productos era habitual dar con sex-shops en línea. Fue entonces cuando los españoles descubrieron una de las principales características de este tipo de tiendas.

En efecto, nos referimos a la discreción que adquieren los envíos, llegando bajo una completa anonimidad al domicilio indicado a la hora de realizar el pedido. Es decir, la caja no muestra lo que hay en su interior ni ningún tipo de etiqueta que revele el nombre del comercio.

Ante tales facilidades innumerables parejas no dudaron en dar un paso adelante con diversos productos. Nuevamente hay que hablar de objetivos, siendo en este caso el de experimentar sensaciones nunca antes vividas en pareja. Y es que por muchas posturas nuevas que se practicasen tarde o temprano acababa llegándose al límite de la creatividad e incluso capacidades físicas.

Los juguetes eróticos de todos los tipos han brindado enormes dosis de placer tanto a chicos como a chicas en una época en la que disfrutar fue clave para salir adelante, especialmente al tener que estar tantísimas horas al día conviviendo en la misma vivienda.