Aun no se cierra el capítulo de la querella en contra de Mijatovic, por el contario, la Fiscalía Provincial de Madrid la ha ampliado.

Esta vez se imputan dos delitos adicionales a Pedrag Mijatovic, cometidos en contra de la Hacienda Pública por las cantidades de 217.933 euros en el 2013 y 195.788 euros en 2014, así se amplía la querella anterior bajo el mismo delito y en consecuencia la cantidad total del fraude sumaría 603.000 euros.

Esto se produce posterior al informe que recibió la Fiscalía de Madrid el pasado mes de octubre.

La ausencia de presentación del ex futbolista del Impuesto de Patrimonio y del modelo 720, correspondientes a los ejercicios fiscales 2013 y 2014, incluso en este último año ni siquiera presentó su IRPF y en la del año precedente solo presento como única renta la derivada de un inmueble del cual le corresponde el 50% de participación, fueron los hechos que sustanciaron el informe que se remitió a la Fiscalía.

De acuerdo a lo que afirma la Fiscalía, Mijatovic percibe ingresos desempeñando trabajos de asesoría en el mundo futbolístico cuyos ingresos ha podido ser constatados como procedentes de tal actividad aunque las cantidades recibidas no han sido debidamente declaradas por el ex jugador, destaca además el hecho de que aun cuando tiene esta actividad, el mismo no se encuentra dado de alta en el censo de profesionales o empresarios, lo que hace imposible hacer las correspondientes declaraciones; a esto se unen otros ingresos cuyo origen se desconoce aún lo cual implica que su patrimonio es aún mayor.

Mijatovic jugo durante muchos años en el Real Madrid

Otras de las faltas en las que incurrió el querellado, tienen que ver con la no declaración del 5% de la rentabilidad anual, producto de la evidente existencia de operaciones de préstamo que el querellado concedió a varias de sus compañías, se calcula que por los importes otorgados en préstamos a sus sociedades el mismo devengo intereses por 151.333 euros en 2013 y 152.795,90 euros en 2014.

Otros ingresos producto de su capital mobiliario no computadas como rentas, provienen del alquiler de una vivienda a nombre de una de las sociedades de su propiedad al mismo Mijatovic, cuyos gastos le correspondía sufragar al inquilino y terminó haciéndolo la misma empresa.

Aún están por determinar la procedencia de fondos ingresados en las cuentas del imputado, así como pagos recibidos de terceros que no se vinculan con su actividad de asesoría. Los importes ascienden a 11.637 y 22.472 euros en 2103 y 2014 respectivamente.

La Fiscalía señala que estos importes antes señalados debieron ser incluidos en la base imponible, por su parte ya han procedido a realizar los cálculos correspondientes con todas las cantidades no declaradas para determinar a cuánto asciende el fraude.