La gravedad de los pacientes y la cantidad de estos que necesitaban hospitalización, generó que el área de urgencias Álvaro Cunqueiro amaneciera ayer colapsada, ya que no había la capacidad de camas para los casi treinta pacientes que aguardaban con orden de ingreso.

Muchos de estos pacientes debieron aguardar poco más de 24 horas en la sala de urgencias del Cunqueiro; así mismo se conoció que las autoridades del complejo hospitalario dieron autorización para reabrir este fin de semana la sexta planta del Meixoeiro a la hora de disponer de 30 camas adicionales, pero esto no fue cubrió la creciente demanda de este fin de semana que congestionó la emergencia del A.C.

Los profesionales de salud que trabajan en el centro hospitalario reclamaron de inmediato la situación de colapso debido a que esto entorpece sus labores y hace muy lento el servicio a los pacientes, lo cual se traduce en molestias para los enfermos que acuden por atención médica y no a que se le sumen problemas y mala atención.

Ayer la situación fue muy parecida a la del fin de semana, muchos pacientes en el servicio de emergencia, se contabilizaron al menos 217, camas dispuestas en los pasillo lo cual era insuficiente por lo que se agregaron 58 más en Beade.

Las Urgencias del Cunqueiro, de nuevo desbordadas con pacientes por los pasillos

Esta situación es verdaderamente innecesaria en opinión de las Comisiones Obreras, quienes apuntan a que se mantenga durante todo el año la mayor disponibilidad de camas, lo que redundaría en evitar el colapso continuo de las emergencias en las salas de Galicia, así como reduciría los tiempos de espera para cirugías, consideran que Chuvi no administra correctamente las camas disponibles con el empeño de mantener plantas de sus centros hospitalarios cerrados (Mexoeiro) donde hay camas sin utilizar y  no abiertas a los pacientes.

Desde el punto de vista del Servicio Gallego de Salud, el que un paciente deba aguardar hasta que se desocupe una cama no quiere decir que no hay camas disponibles en el hospital, sino que no la hay en el servicio de hospitalización que le corresponde a ese individuo dependiendo de su patología; las autoridades del complejo hospitalario del Chuvi están conscientes de que debe hacer una reestructuración de habitaciones para poder atender de forma correcta las ordenes de ingreso, pero por ahora no entra en discusión el abrir las plantas con camas sin utilizar.

Los profesionales de este centro de salud coinciden en señalar que los casos de este fin de semana fueron inusualmente más complejos o de mayor gravedad con lo cual hubo ordenes de ingreso mayores a lo habitual, un total de 63 de las cuales no se pudo atender a tiempo ni siquiera la mitad.