En la pasada madrugada, en la ciudad de Vigo, ha tenido lugar un aparatoso accidente, el cual, ha tenido en vilo durante varios años a los vecinos del Casco Vello debido al estado en el quedó el vehículo, tal y como se puede ver en la fotografía que se adjunta en este reportaje.

El vehículo en cuestión quedó empotrado en la calle Elduayen justo en una de las curvas que tiene dicha calle. El problema es que al impacto fue de tal violencia que los desperfectos fueron numerosos. No en vano, la colisión del coche en la calle Elduayen se llevó por delante el muro que protege los dos laterales en la bajada a la calle San Vicente. Pero es que además, fue en esta última, en la calle San Vicente en la que se dañaron incluso hasta cuatro vehículos que estaban allí estacionados.

Según la reconstrucción que se ha hecho del accidente y siempre siguiendo los testimonios de los implicados el coche perdió el control en plena curva. Fue entonces cuando impactó contra el primer muro y cayendo hacia la rampa, donde se llevó por delante el muro del otro lateral dando lugar a los desperfectos comentados anteriormente.

Añadir también que por fortuna, los dos ocupantes resultaron heridos leves por lo que no tuvo que lamentar ningún daño importante salvo los físicos. El conductor, y esto son declaraciones de la Policía Local, dio positivo por consumo de alcohol. Un positivo que superaba con creces el límite que el código penal marca en estos casos.

Para terminar decir que ya se está trabajando no solo para recobrar la normalidad sino para restablecer el orden en la calle implicada. No solo quieren asegurar el muro que ha sido dañado sino que también se quiere apuntalar la zona para evitar posibles accidentes futuros en los próximos días.