La pandemia ha paralizado una gran cantidad de actividades dependiendo del sector económico en el que se encuentren, siendo prioritarios en su momento las áreas de alimentos, salud, seguridad y transporte, generando una gran cantidad de inconvenientes que aún se siguen viendo.

Uno de los gremios que se han visto seriamente perjudicados es el del derecho, en el que no han podido realizar sus labores debido a que prácticamente no hay ningún despacho u organismo judicial que esté trabajando.

Así lo hicieron saber los profesionales de la justicia en Vigo, que reclamaron por sus derechos en una protesta reciente.

Los abogados de esta ciudad han argumentado que el sistema judicial español no está en crisis desde que apareció el coronavirus, sino que tiene muchos años en esta situación y el gobierno no ha hecho nada para resolverlo.

Medios, derecho, respeto y justicia, eran las consignas que se repetían en la protesta cívica en las afueras del juzgado.

Varios de los portavoces del grupo argumentaron que no les permitieron dar las recomendaciones necesarias para que el sistema judicial pudiera desempeñar sus labores en plena cuarentena a través de medidas de bioseguridad.

Además de esto, señalan que han sido maltratados verbalmente por múltiples personajes. A raíz de esto emitirán una carta a las autoridades para que se resuelva lo antes posible.

Existe un plan en la mesa para recuperar todos los meses que se han perdido por el Covid pero ha sido aprobado de forma unánime, hay muchos que no están de acuerdo con la propuesta de todos estos activistas. A su juicio se hacen exigencias que van en contra de todos los abogados y procuradores, que también tienen derecho a la recreación y al descanso.

Además de esto existen grandes restricciones para acceder a las diferentes sedes judiciales, argumentando que tienen que pedir cita para poder pedir alguna información o hacer cualquier tipo de trámite que exige la profesión.

Sin duda alguna que esto hace que el día a día sea mucho más complicado que en tiempos normales.

Esta protesta ha sorprendido a muchos medios de comunicación, ya que el sector del derecho generalmente es uno de los que menos protestas hacen en todo el mundo. Sin embargo, esto no significa que todo marche a la perfección, como se pudo constatar.

El gobierno regional y central deben tomar cartas en el asunto para que todos los sectores pueden realizar sus actividades sin poner en riesgo su vida y la de sus compañeros, ya que la crisis económica se está agudizando, además de que hay sospechas de posibles brotes que preocupan a todas las autoridades.