Si hay algo que siempre crea mucha polémica en cualquier ciudad de España, es el fútbol. Es por ello por lo que en este diario, centrado en todo lo que ocurre en la ciudad de Vigo, no podemos hacer otra cosa que hacernos eco de todo lo que está sucediendo alrededor del equipo de la ciudad. Y es que, tras conocer la intención del presidente de cambiar de ciudad tras no llegar a un acuerdo con el Ayuntamiento, ahora se plantea una duda realmente interesante. ¿Realmente pueda el Celta de Vigo abandonar la ciudad?

Si tenemos que hablar de manera técnica, se podría decir que la respuesta es un sí rotundo. Sin emabargo, son tantas las implicaciones que puede tener que no es algo que se pueda decir a la ligera, tal y como ha pretendido el presidente del club gallego.

Pros y contras de abandonar la ciudad

Lo primero que hay que tener muy en cuenta cuando se habla del deporte rey no es otra cosa que todo lo que tiene que ver con las implicaciones a nivel emocional que puedan tener los aficionados. Y más si cabe cuando es un club relativamente pequeño en el que la inmensa mayoría de los seguidores son de la propia ciudad. Por todo ello, la primera pregunta sería, ¿realmente el Celta de Vigo, fuera de la ciudad, podría tener los seguidores que tiene hasta ahora?

Pero no solo esto. También está el tema económico. De hecho, si se quiere hacer el proyecto que el presidente tiene en mente, habrá que reunir una gran cantidad de dinero. Algo que debería salir de patrocinadores y marcas que quieran comprometerse con el club. Algo que se antoja complicado cuando lo que se quiere hacer es perder parte de la identidad que ha sido la clave del éxito en las últimas temporadas tanto a nivel nacional como a nivel internacional.